Un civil manejará la caja de la Policía Bonaerense

El encargado de manejar los gastos será Ignacio Greco, que ya se desempeñó en la misma función en la Ciudad. También se comprarán 800 patrulleros y movilizarán más gendarmes.
Martes 11 de octubre de 2016
María Eugenia Vidal recortará más el poder a la cúpula de la Policía bonaerense. Su ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, eliminará una oficina que, controlada por un uniformado, manejaba parte de los fondos de la fuerza.

La medida se ejecutará mañana cuando Ritondo firme la resolución que "suprime" la Superintendencia de Coordinación Administrativa y traspasa las funciones a un civil, Ignacio Greco, actual subsecretario Legal, Técnico y Administritativo del Ministerio de Seguridad.

Un detalle para el micromundo de la política: Greco cumplió esa idéntica tarea con la Policía Metropolitana cuando Mauricio Macri era jefe de Gobierno porteño.

El anuncio se hará un día después de la marcha contra la inseguridad pero estaba en carpeta hace semanas cuando Ritondo acordó con Vidal "retocar" la estructura de la Policía para destinar a prevención" a uniformados que están con tareas administrativas.

Dato: de los 86 mil efectivos que tiene la Bonaerense, unos 12 mil se dedican a papeleos y burocracia interna. En La Plata consideran que ese número es excesivo. "Cuando llegamos, encontramos un ministerio copado por la Policía", graficó un ministro de Vidal.

El cargo que fulmina Ritondo -una de las 24 superindendencias que tiene la Bonaerense- la manejaba Néstor Omar Martín, comisario que declaró un patrimonio de 4.022.108 pesos, siete propiedades en La Plata y un helicóptero experimental.

Asuntos Internos hojeó su declaración jurada y detectó "inconsistencias". Martín pidió la baja y ahora está en el radar judicial, un expediente que lleva el fiscal Marcelo Romero.