Otra denuncia contra Dilma y Temer por sobornos

Un ex senador del Partido de los Trabajadores, procesado en el escándalo Petrolao, declaró como "arrepentido" que la campaña de 2014 se financió con "propinas" de empresas beneficiadas.
Jueves 13 de octubre de 2016
El ex senador del PT Delcídio de Amaral, uno de los más notorios procesados en el escándalo de corrupción del Petrolao, declaró ante la Justicia Electoral que la campaña por la reelección de Dilma Rousseff y Michel Temer fue financiada con sobornos pagados por empresas que construyeron una represa en la Amazonia.

Si bien el caso involucra a la ex mandataria, incluye también al actual presidente Temer con consecuencias imprevisibles, ya que si se determinan delitos, podría quedar en entredicho la legalidad de la elección que lo llevó a la victoria acompañando a la líder petista.

Delcídio de Amaral fue el líder del bloque de parlamentarios del gobierno hasta el año pasado. Fue procesado en la causa por la corrupción en Petrobras y el Senado votó, finalmente, su destitución.

El ex senador mantenía reuniones habituales de estrategia con Rousseff por sus responsabilidades como jefe de la bancada. Por lo tanto, se convirtió en uno de los arrepentidos de mayor importancia en el escándalo por la red de corrupción en la petrolera estatal, conocido como el Lava Jato.

Amaral, después de ser arrestado, aceptó acogerse a los beneficios de la “delación premiada” en esta explosiva causa que se sustancia en la Justicia federal de Paraná.