Empresas adelantan vacaciones a operarios por falta de pedidos

La multinacional alimenticia Arcor le anticipará el descanso a 400 empleados de su planta de Córdoba mientras que la textil Puma hará lo mismo con 900 trabajadores en La Rioja.
Sábado 15 de octubre de 2016
La multinacional alimenticia Arcor anunció que le anticipará las vacaciones a 400 de sus operarios de la planta de chocolates que tiene en la localidad cordobesa de Colonia Caroya, en el Gran Córdoba. Mientras que en La Rioja la textil Unisol, que fabrica la marca Puma, también decidió conceder vacaciones, por 35 días, a todos sus empleados en las plantas de Chamical y de Chilecito. Sus pares de la capital provincial lo harán a partir del 21 de noviembre. En total son unos 900 operarios. El ingreso de las importaciones también los afectaron.

Voceros de Arcor confirmaron que “el adelantamiento de las vacaciones se debió a una baja en la demanda. Estamos en el período legal para tomarse las vacaciones, así que no hay impacto en los salarios”. Agregaron que la próxima semana, la actividad volverá a la normalidad.

Carlos Simonovich, delegado en Arcor del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA) coincidió con los voceros de Arcor, al asegurar que “no se trata de suspensiones, sino que la empresa nos informó del adelantamiento de las vacaciones de este año; y aduce que se debe a la falta de producción”.

El delegado de los trabajadores de la planta de Colonia Caroya señaló que “los compañeros de expedición siguen trabajando, los compañeros afectados pertenecen al sector producción”. Y agregó que “los compañeros están preocupados” y que “hay camiones que siguen saliendo con mercadería, pero hay mucha preocupación. Es la primera vez que nos pasa este adelanto de vacaciones”.

Mientras que el secretario general del STIA, Héctor Morcillo, confirmó que los obreros afectados regresarán a trabajar en los próximos días, y que durante la semana de vacaciones, en la planta de Colonia Caroya se realizaron tareas de mantenimiento.

Morcillo aseguró que “ya se venía experimentando un parate en la producción”, y evaluó como positivo que la empresa no haya suspendido al personal.

En La Rioja, la fabricante de Puma dispuso las vacaciones por la caída de ventas y el impacto negativo de la apertura de importaciones.

Las licencias por vacacionesduran según la antiguedad de los obreros, y oscilan entre los 15 y los 35 días.