River dejó el invicto sobre la hora ante Patronato

El rival le ganó 2-1 en un colmado Estadio Presbítero Bartolomé Grella, por la sexta fecha. Los Millonarios terminaron con un futbolista menos porque sobre el desenlace fue expulsado Denis Rodríguez.
Lunes 17 de octubre de 2016

River Plate dejó el invicto esta noche en la competencia doméstica porque Patronato le ganó 2-1 en un colmado Estadio Presbítero Bartolomé Grella, por la sexta fecha.
Los dos tantos del Patrón llegaron de cabeza, y los marcaron el chileno Gabriel Vargas y Lucas Márquez, uno en el comienzo de la segunda etapa y el otro en el epílogo.
El equipo de Marcelo Gallardo había sacado una rápida ventaja y se impuso en el parcial por la conquista de Sebastián Driussi.

Los Millonarios terminaron con un futbolista menos porque sobre el desenlace fue expulsado Denis Rodríguez, por protestarle al árbitro Mauro Vigliano.
Con una multitud en el estadio de la capital entrerriana, y el arbitraje de Mauro Vigliano, el partido tuvo un comienzo a pedir del Millonario, dominando campo y pelota y metiendo a Patronato contra el arco de Sebastián Bertoli.


Apenas 4 minutos tardó River en traducir esa supremacía en situaciones de gol, con Driussi sacando un potente remate que exigió la eficaz respuesta del portero local.
En la siguiente, cuando el reloj llegaba a los 7, la segunda escalada visitante se transformó en el primer gol del partido, con el propio Driussi demostrando que está atravesando un gran momento en este arranque de campeonato.


El delantero del Millonario quedó llamativamente solo frente a Bertoli y definió con jerarquía para establecer el tempranero 1- 0.
La conquista visitante obligó al Patrón a salir despedido a buscar el empate, dando como resultado un accionar intenso y de ida y vuelta, en el que la jerarquía de los hombres de Gallardo terminaba prevaleciendo ante un elenco local de mucho esfuerzo, pero de poca claridad para inquietar a Augusto Batalla.
Siguió siendo River el más peligroso, con interesantes sociedades entre Tomás Andrade, Andrés D'Alessandro y el propio Driussi.


Lo del anfitrión era mucho más de voluntad que de buenas ideas para atacar, provocando alguna aproximación aislada en los pies de Fernando Telechea.
El tramo final de este interesante primer tiempo mostró el mejor momento de un Patronato que por insistencia pudo equilibrar las escenas y acercarse al arco del siempre seguro Batalla.


Desde el comienzo, el segundo capítulo mostró una actitud diferente en un Patronato bien plantado en la mitad de la cancha, imponiéndose en los duelos individuales y presionando a River en la salida.


De esta forma en 10 minutos y tras un par de avisos, el local encontró un empate que comenzaba a merecer. Lautaro Geminiani apareció por sorpresa sobre la derecha y sacó un preciso centro a la cabeza de un Vargas que acomodo la definición para establecer el 1-1.
El gol de Patronato volvió a meter a River en el partido, dando como resultado un duelo muy parejo y disputado en la mitad de la cancha, con ambos equipos buscando progresar, pero jugando lejos de los arcos.


Cuando el reloj marcaba 41, el local aprovechó una pelota pérdida en la mitad de la cancha para generar su chance más clara para quedarse con la victoria.
Telechea corrió más de 30 metros con la pelota y enfrentó a un Batalla que se convirtió en figura evitando la segunda caída de su arco.
Un par de minutos después, el joven arquero millonario tuvo que intervenir nuevamente y en dos tiempos, en ese caso ante un fuerte remate del chileno Gonzalo Espinoza. Sobre tiempo cumplido, y cuando todo hacia suponer que la historia se cerraba en empate por las reacciones de Batalla, una nueva llegada a fondo del Patrón le permitió concretar lo que venía insinuando en el tramo decisivo.


El lateral Lucas Márquez se mandó al ataque por sorpresa y aprovechó un buen centro de Lautaro Comas para desviar la pelota y establecer el 2-1 definitivo.
En un final caliente y en el que pasó de todo, primero fue expulsado Denis Rodríguez que había ingresado minutos antes. Con uno menos, River estuvo al borde del empate con una media vuelta del uruguayo Rodrigo Mora que Bertoli respondió con dificultad dando rebote.
Vigliano señaló el final y decreto la primera victoria del Torneo para un Patronato que cambio a tiempo en el segundo tiempo y logró salir de la zona del descenso. Los de Gallardo fueron claramente de mayor a menor.