Guerra de presos y motín en una cárcel de Brasil: 25 muertos

De los presos muertos, siete fueron decapitados y otros seis quemados tras una rebelión ya sofocada. Cien familiares de los detenidos habían sido tomados como rehenes.
Lunes 17 de octubre de 2016

Al menos 25 personas murieron este domingo en un enfrentamiento entre dos grupos rivales en una cárcel de la localidad brasileña de Boa Vista, en el estado de Roraima, en la Amazonía. Siete de las víctimas fueron decapitadas, mientras que otras seis fueron quemadas vivas, según ha informado el capitán Falkner, comandante del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE). Cerca de cien familiares de presos permanecieron retenidos en el interior durante varias horas. La policía los liberó al entrar la noche

Los disturbios comenzaron la tarde del domingo, a la hora de la visita de la Penitenciaría Agrícola de Monte Cristo, situada muy cerca de la frontera con Venezuela. Los reos del pabellón 14 rompieron los candados e invadieron el ala 12, según la secretaría de Justicia y Ciudadanía. La esposa de un interno que vivió el motín ha relatado al canal de noticias G1 que los internos estaban armados con cuchillos y palos de madera.

.

Los amotinados exigían la presencia de una jueza de un tribunal penal, pero efectivos del Bope ingresaron al recinto, liberaron a los rehenes y controlaron la rebelión hacia el anochecer.

"Todos los rehenes ya fueron liberados", declaró el secretario citado por G1, quien explicó que la gran mayoría eran mujeres.

Los choques comenzaron cuando presos de un pabellón invadieron otra de las alas de esta cárcel, la mayor de Boa Vista, que está a unos 3.400 km de Rio de Janeiro.

Armados con cuchillos y trozos de madera

Los presos estaban armados con cuchillos y trozos de madera, relató al portal la esposa de uno de los presos, que estaba dentro de la cárcel cuando se inició la pelea.

Joana Moura, presidenta del sindicato de agentes penitenciarios de Roraima, dijo al diario local Folha de Boa Vista que este incidente "es reflejo del desinterés del gobierno del estado hacia este tema porque no hay equipos de seguridad, el personal es insuficiente para prestar servicio y los agentes están trabajando por encima de su límite".

El diario informó también que equipos del Servicio Médico Legal estaban en la cárcel para retirar los cuerpos.

La AFP intentó tomar contacto con la policía y el gobierno de Roraima, sin obtener respuesta hasta el momento