"Aprender 2016": cómo es la prueba y por qué hay polémica

Este martes 1.400.000 alumnos de escuelas privadas y públicas serán evaluados en todo el país para conocer los logros alcanzados y los desafíos pendientes del sistema educativo. Algunos gremios y maestros se oponen.
Lunes 17 de octubre de 2016
Este martes se llevará a cabo por primera vez la “Evaluación Nacional Aprender 2016”, organizada por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación y que reemplaza al Operativo Nacional de Evaluación (ONE) que se realizaba desde 1993.

La Ley Federal de Educación había establecido que el ONE se llevara adelante anualmente. Sin embargo, en los últimos años se realizó cada tres años y de modo muy parcial, lo que trajo aparejado una serie de críticas de algunos especialistas.


DE QUE SE TRATA LA PRUEBA:

- El objetivo es "relevar información oportuna y de calidad sobre los logros alcanzados y los desafíos pendientes del sistema educativo. Los resultados permitirán brindar orientaciones que contribuyan a la mejora continua de los aprendizajes y a una mayor equidad, y planificar políticas que optimicen la calidad educativa".

- Se evaluarán a casi 1.400.000 alumnos. Participarán casi 31.000 escuelas públicas y privadas del país. Se evaluará a la totalidad de los alumnos de 6º grado de primaria y del último año del nivel medio, a lo que hay que agregar una muestra bastante interesante de estudiantes de 3º grado y de 2º o 3º año de la secundaria. Esta diferencia se debe a que las provincias tienen distintos modelos de ciclos para dividir los niveles, en algunas tienen 5 y otras 6 años en el nivel medio. Los alumnos que falten deberán justificar la inasistencia. Los de 5° año, si faltan mañana, pierden la evaluación de Matemáticas y Lengua y deberán asistir el miércoles para ser evaluados en Naturales y Sociales.

-A los chicos de 3º y 6º grado y de 2º o 3º año se les tomará Lengua y Matemática. A los del último año del secundario, Lengua, Matemática, Naturales y Sociales. Los alumnos que no estén afectados al operativo no tendrán clases mañana.

-Participarán 31.365 directores o miembros del personal de conducción de las escuelas. Más de 71.000 docentes serán los "aplicadores" de la prueba, además de 600 coordinadores de cabeceras y 118 profesionales de apoyo, tanto en las provincias con mayor matrícula como en las unidades de evaluación. Los maestros aplicadores serán los de 5º grado y no pertenecerán a la escuela asignada.

-Se utilizará el sistema múltiple choice. Sobre 24 agregados en cada materia los alumnos deberán responder sobre 4 opciones.

ALGUNAS DE LAS PREGUNTAS QUE SE FILTRARON

Ejemplo A: "¿Las maestras y maestros te escuchan?" A) Muchas veces B) Algunas veces C) Casi Nunca.

Ejemplo B: "¿Las Maestras y Maestros se enojan con ustedes?" A) Muchas veces B) Algunas veces C) Casi nunca.

También se conocieron otras preguntas relacionadas con el ámbito de estudio. Si existen interrupciones durante la clase (mediciones que también hacen las pruebas PISA) o si los maestros se toman el tiempo necesario para explicar. Y por último también se supo que existen preguntas relacionadas con la situación familiar y socioeconómica del alumno.

POLÉMICA

Pero detrás de esta iniciativa hay polémica. Muchos gremios y docentes coinciden que un examen no refleja los "contextos" de los chicos, se concibe a la evaluación como un "mecanismo punitivo", se organizó de manera "inconsulta", en el interior hay "poca" información, "reduce" la participación de los docentes a meros "aplicadores", ofrecen $1.000 para a cada maestro que "aplique" y se niegan reabrir paritarias, refuerza la "desigualdad" escolar e impulsa a un modelo educativo cada vez más "privatista". Las críticas son varias, y el rechazo a la evaluación que se tomará mañana y pasado crece...