Se vota ley clave para la lucha contra la corrupción

Se trata de la Ley del Arrepentido, que impulsa el diputado Sergio Massa. La iniciativa dispone reducción de pena a toda persona imputada que brinde datos comprobable sobre casos de corrupción.
Miércoles 19 de octubre de 2016
Junto al debate del proyecto que impulsa una reforma electoral y la aplicación del voto electrónico en todo el país para las próximas elecciones legislativas del 2017, la Ley del Arrepentido en casos de corrupción será uno de los temas centrales que se discutirá en la sesión especial que se realizará este miércoles en Diputados.

La norma, presentada originalmente por el Ejecutivo pero impulsada por el diputado del Frente Renovador Sergio Massa y que tendría el aval de los principales bloques, dispone la ampliación de la figura del "arrepentido" y la reducción de la pena a toda persona imputada que brinde información comprobable sobre casos de corrupción.

La posibilidad de ingresar en este régimen para las personas que proporcionen información útil y comprobable a una investigación ya existe en el Código Penal para los delitos de privación ilegítima de la libertad, trata de personas, secuestros extorsivos, lavado de dinero, terrorismo y narcotráfico.

El proyecto tuvo media sanción de la Cámara Baja, pero en la discusión en el Senado se introdujeron modificaciones por lo que deberá ser nuevamente tratada en el recinto. Uno de esos cambios refiere al establecimiento del plazo límite para ejercer el derecho a arrepentirse, que sea la elevación a juicio oral de la causa.

Otra modificación al texto indica que el arrepentido podrá acogerse al beneficio en un proceso penal del que es parte si proporciona información comprobable referida a personas con su misma responsabilidad o mayor. En tanto, el proyecto precisa que el acusado sólo podrá referirse a situaciones en las que estuvo involucrado y nunca a declaraciones de terceros.

La norma dispone que en ningún caso el arrepentido accederá a la eximición completa de prisión y sólo podrá tener una reducción del castigo si la información que brinda se encuadra en delitos tipificados con una pena igual o mayor a la suya.

Por otra parte, en caso de que el arrepentido sea pasible de recibir una pena de reclusión perpetua, la reducción de la condena no podrá ser mayor a quince años.

Los acuerdos de colaboración tendrán que ser celebrados entre el fiscal y las personas que brinden información. Este tipo de tratos, establece el proyecto, no serán aplicables a casos en los que se investiguen delitos de lesa humanidad.