Puerto: peligra abastecimiento de combustibles por huelga

Por un paro de Capitanes de Ultramar, esta semana podría haber trabas en la provisión de un insumo básico para las usinas eléctricas térmicas. Se quejan por una cuestionada adjudicación en el Puerto.
Lunes 7 de noviembre de 2016

Como un impensado efecto dominó, la polémica adjudicación de los remolcadores de los buques gasificadores a una empresa local que no tiene esos equipos y que se alió con Maersk de Dinamarca en detrimento de las compañías domésticas, la Argentina está por padecer problemas con el abastecimiento de combustible a las usinas térmicas de generación de energía eléctrica.

El Centro de Capitanes de Ultramar, que tiene 800 afiliados y está liderado por Marcos Castro, hizo su segunda huelga de 48 horas. Siempre comienzan los sábados para que no haya posibilidades de conciliación obligatoria. Ellos rechazan la propuesta de 35% de aumento de parte de la Federación de Empresas de Navegación (FENA).

Como los capitanes, que ganan más de $100 mil mensuales y tienen francos que suman seis meses anuales, son considerados funcionarios públicos por sus responsabilidades a bordo, están cerca de cometer el mismo delito que llevó al "Caballo" Suarez a prisión: extorsión y entorpecimiento de la navegación.

.

Las empresas locales no tienen posibilidades de competir porque tienen convenios laborales que representan costos más altos, además de ventajas extrasalariales como los francos que incrementan notablemente los costos. Los beneficios conseguidos durante la administración kirchnerista se hacen sentir con la política que aplica Guillermo Dietrich, el ministro de Transporte, para bajar los costos de operación en los puertos locales.