La Iglesia criticó el proyecto para bajar la edad de imputabilidad

A través de un comunicado, la Conferencia Episcopal Argentina pidió no convertir a los menores en "enemigos sociales" y reclamó "hacer cumplir" los "derechos" de los jóvenes.
Sábado 7 de enero de 2017

Conferencia Episcopal Argentina

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) cuestionó este viernes la idea del Gobierno de debatir la baja de la edad de imputabilidad de 16 a 14 años y consideró que no se puede "convertir a los chicos infractores en casi enemigos sociales".

"No podemos caminar hacia una nueva ley penal juvenil, convirtiendo a los chicos infractores a la ley en casi enemigos sociales", sostuvo la Iglesia argentina a través de un documento de la Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia.

Los prelados consideraron que "no pareciera razonable en un año electoral" que se produzca este debate "para dar respuesta estatal a hechos delictivos de trascendencia mediática".

En medio de la polémica por la discusión sobre la baja de la edad de imputabilidad que impulsa el Gobierno de Mauricio Macri, la Iglesia salió al cruce y reclamó "hacer cumplir" los "derechos" de los jóvenes.

La Comisión Nacional de Pastoral de Adicciones y Drogadependencia subrayó que "un importante porcentaje de adolescentes infractores a la ley penal son pobres", cuentan "con fuerte déficit en la escolarización, y provienen de familias desintegradas y de baja calificación laboral".

Al respecto, en un documento titulado "Consideraciones sobre la baja de la edad de punibilidad", los obispos advirtieron que no se debe "mirar solamente la ´fotografía´ del hecho", sino focalizarse en "la película de su vida para atrás".

La CEA evaluó que de esa forma podrá advertirse "la vulneración de los estándares mínimos de derechos sociales e intrafamiliares vulnerados, que también habrá que considerar y hacer cumplir".