VIVO - Patricia Bullrich presenta un informe sobre Santiago Maldonado

EE.UU. acusa de narco al vicepresidente de Venezuela: le sacó la visa y lo sancionó

El Tesoro estadounidense acusa a Tareck El Aissami de facilitar, proteger y supervisar grandes cargamentos de droga desde Venezuela con destino a México y Estados Unidos mientras fungía como ministro del Interior y gobernador del estado Aragua.
Martes 14 de febrero de 2017

Tareck El Aissami Estados Unidos impuso sanciones al vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, al que acusa de tráfico de drogas, congelando todos sus activos en territorio estadounidense.

 

El Tesoro estadounidense acusa a El Aissami de facilitar, proteger y supervisar grandes cargamentos de droga desde Venezuela con destino a México y Estados Unidos mientras fungía como ministro del Interior y gobernador del estado Aragua.



El Aissami, un abogado de 42 años y vicepresidente de Venezuela desde el 4 de enero, recibió pagos del narcotraficante venezolano Walid Makled y también tenía lazos con el violento cartel mexicano Los Zetas, denunció el Tesoro.



Las sanciones "son la culminación de una investigación de varios años (...) contra los importantes traficantes de narcóticos en Venezuela y demuestra que el poder y la influencia no protege a aquellos que realizan estas actividades ilegales", señaló en una nota su director interino, John Smith.



Un socio de El Aissami, el empresario Samark José López Bello, también fue incluido en las sanciones, que congelan los bienes que ambos pudieran tener en Estados Unidos y prohíbe a cualquier ciudadano o compañía estadounidense a hacer negocios con cualquiera de los señalados y 13 compañías.

 

"López Bello es un testaferro fundamental para El Aissami y en esa capacidad lava ingresos de la droga", denuncia el comunicado del Tesoro.



La medida coloca los focos sobre El Aissami, un exlíder estudiantil que se autodefine como "radicalmente chavista" y quien escaló en las filas del oficialismo en Venezuela hasta convertirse en ministro del interior del antecesor de Maduro, Hugo Chávez.


Estados Unidos, cuya agencia antinarcóticos fue expulsada por Chávez de Venezuela, no ha dejado de acusar al país suramericano de fracasar en su lucha antidrogas.