VIVO - Transmisión en vivo del eclipse solar "Anillo de Fuego"

Congregación católica reconoce que sus miembros cometieron abusos

Los hechos se produjeron entre 1975 a 2000. De las 36 personas abusadas, 19 eran menores de edad.
Jueves 16 de febrero de 2017

Congregación católica

La Fiscalía Provincial Penal de Lima, Perú, resolvió archivar una causa judicial en la que distintas personas denunciaban abusos sexuales por parte de miembros de la congregación Sodalicio de Vida Cristiana (SVC). La Justicia peruana argumentó que los crímenes denunciados -se hubieran cometido o no- habían prescrito y que los denunciantes eran mayores de edad y plenamente conscientes al momento de ingresar a esta sociedad apostólica.

 

Sin embargo, fue la propia SVC que encomendó una investigación interna encabezada por Ian Elliot, especialista irlandés en asistencia a víctimas, Kathleen McChesney, ex número tres del FBI, y Monica Applewhite, experta en prevención de abusos, ambas estadounidenses. La información recogida -que incluyó más de 200 testimonios- confirma la denuncia original asegurando que al menos 36 personas sufrieron abusos por parte de miembros de la institución entre 1975 y 2000. Sobre ese total 19 eran menores de edad.

 

El actual superior de la SVC, Alessandro Moroni, sostuvo que entre los acusados por la investigación interna está el fundador de la congregación, el peruano Luis Fernando Figari. También el fallecido Germán Doig, así como Virgilio Levaggi y Jeffrey Daniels, estos dos últimos ya retirados de la sociedad apostólica. Además fueron imputados por la propia congregación miembros actuales de los cuales todavía se desconocen sus nombres, aunque se ha mencionado a Jaime Baertl, Óscar Tokumura y Eduardo Regal.

 

Sin embargo, además de la respuesta de la Justicia peruana que consistió en descartar la denuncia también generó indignación la reacción del Vaticano. La semana pasada la Santa Sede resolvió que Figari tiene prohibido volver al Perú y fue confinado a una casa de retiro espiritual en Roma (donde se encuentra viviendo hace varios años). No obstante, no fue expulsado de la organización por su carácter de "mediador de un carisma de origen divino".