Guillermo: "Sé cómo se comportan mis jugadores, fue algo aislado"

El entrenador aseguró que la pelea entre Insaurralde y Silva generó "una imagen de Boca que no es real", mientras consideró que el tema relacionado al video de Centurión "no amerita una sanción".
Viernes 17 de febrero de 2017

Guillermo Barros Schelotto

El entrenador Guillermo Barros Schelotto aseguró que la pelea entre Insaurralde y Silva generó "una imagen de Boca que no es real" a la vez que resaltó que ambos defensores "pidieron perdón", mientras consideró que el tema relacionado al video de Centurión "no amerita una sanción".

 

En una conferencia de prensa que brindó tras la práctica matutina, el técnico de Boca manifestó: "El ambiente es bárbaro y sabiendo la calidad humana que hay. Ellos pidieron perdón. El hincha de Boca debe saber que la relación es excelente, que lo que sucedió no es normal, pero que a veces sucede".

 

"Creo que sabiendo como se maneja el grupo, sabiendo el ambiente que hay día a día y la calidad de personas, por como venía todo, lo que pasó fue una isla. Lo malo fue la imagen que dimos en ese momento que no es la real", reveló.

 

"La imagen real de Boca es de buena gente compañerismo y hay un ambiente bárbaro. Ellos asumieron que se equivocaron y lo enfrentaron con las cámaras cuando pidieron perdón. Lo que pasó se da muchas veces en un grupo de trabajo, pero somos Boca y no podemos dejar que pase eso"

 

Al ser consultado acerca del video de Centurión, expresó: "No sucedió nada importante. Es una situación interna que no amerita sanción. No le di tanta importancia como se la ha tratado y en este caso me pareció que no ameritaba una sanción".

 

"Lo que decida la psicóloga está bien porque si ella cree que necesita más tiempo, está bien. Ricky es joven, pero es una persona adulta y él debe saber lo que corresponde", indicó Barros Schelotto.