River superó el diluvio y venció a Independiente Medellín en su debut copero

Se impuso 3 a 1 en el estadio Atanasio Girardot con goles de Alario, Driussi y Martínez Quarta para el Millonario, mientras Quintero descontó para el DIM. El encuentro estuvo suspendido durante una hora debido a la intensa lluvia que azotó la ciudad colombiana.
Jueves 16 de marzo de 2017

independiente Medellín vs. River (NA)

River Plate pegó primero y pegó tres veces al obtener una victoria clave ante el Deportivo Independiente de Medellín por 3-1 en un partido que se desarrolló en el Estadio Atanasio Girardot y estuvo suspendido durante una hora debido a la persistencia de la lluvia y el efecto que causó en el escenario colombiano.

 

Por el Grupo 3 de la Copa Conmebol Libertadores, luego de poco más de una hora de espera, el juego, que había sido suspendido provisoriamente a los 26 minutos por la precipitación y sus consecuencias, se reanudó de un modo absolutamente favorable para los Millonarios, porque muy pronto, a los 29, Lucas Alario acertó de penal y, a los 33, aumentó su compañero de fórmula ofensiva, Sebastián Driussi, para llegar al descanso con un valioso 2-0.

 

Todo se terminó de encaminar en favor de los dirigidos por Marcelo Gallardo, dado que, en el segundo período, a los 6 minutos, estiró la ventaja el juvenil marcador central Lucas Martínez Quarta.

 

Lo único que consiguió el DIM fue descontar a 2 minutos del epílogo, mediante un penal que ejecutó Juan Fernando Quintero.

 

El cotejo, que se había suspendido a los 26 minutos del primer segmento, se volvió a poner en marcha porque las condiciones en alguna medida mejoraron y porque el pronóstico tampoco permitía alentar expectativas de disponer mañana de una jornada más propicia.

 

Con relación a los 26 minutos iniciales, el terreno, afectado por muy visibles charcos de agua, parecía clamar para que ni se intentara jugar, pero los calendarios tan apretados y los intereses comerciales llevaron al árbitro brasileño Wilton Pereira Sampaio al menos a autorizar el comienzo de las acciones.

 

Fue así que la pelota fue puesta en movimiento, pero había que picarla hasta para procurar pasársela a un compañero cercano. De todos modos, mientras eso ocurría, la lluvia persistió y los charcos se multiplicaron.

 

Como resultante, a ninguno de los protagonistas la tarea se le tornó fácil y durante esos 26 minutos de esfuerzos infructuosos se careció por completo de emociones.

 

Entonces al nacido en Goiás agotó su paciencia y le comunicó a los capitanes que el partido quedaba suspendido temporalmente, con la esperanza de que una mejora en la condiciones climáticas y en el estado del campo permitiera la reanudación tras un plazo prudencial.

 

Y al regresar a la cancha todo salió a pedir de los riverplatenses, porque el árbitro cobró el penal a Alario que el cotizado ex Colón de Santa Fe se ocupó de transformar en el 1-0.

 

Prácticamente sin darle tiempo a los locales para que se recompusieran, Driussi, otro de los que figura en las carpetas de los europeos como probable refuerzo, capturó un rebote dentro del área grande y le dio forma a un 2-0 que llenó de satisfacción y tranquilidad a los dirgidos por el Muñeco Gallardo.

 

En la segunda parte a los colombianos que conduce el argentino Luis Zubeldía muy rápido se les desvaneció la ilusión de ponerse a tiro de empate, porque Martínez Quarta, de media vuelta, cantó el contundente 3-0.

 

Los Millonarios mantuvieron la situación controlada y los colombianos apenas alcanzaron un descuento por el penal que aprovechó Quintero.

 

A pesar de tanta lluvia, River celebró al debutar en la versión 2017 de la Copa Libertadores.