Trump posterga el ingreso de limones argentinos

La suspensión es por 30 días. La razón sería que aún no fueron confirmadas las autoridades del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos
Jueves 16 de marzo de 2017

limones

 

Continúa la demora de envío de limones argentinos a USA, que representa exportaciones por US$ 50 millones e impacta principalmente en el noroeste argentino. Ocurre que la Administración Trump postergó por 30 días la definición sobre la importación, la razón sería que aún no fueron confirmadas las autoridades del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y por lo tanto no han podido revisar esta medida.

La decisión de los Estados Unidos de volver a postergar el ingreso del cítrico generó molestias y enciende la alerta en el sector.

El gobierno de Macri estaría esperando la notificación oficial de la medida, ya que esperaba una definición antes del 27 de marzo próximo.

La autorización de las importaciones de limones del NOA fue publicada por el USDA/APHIS el 23 de diciembre de 2016, en pleno gobierno de Barack Obama, y debía entrar en vigencia el 23 de enero de 2017.

Pero la autorización fue originalmente postergada hasta el 27 de marzo de 2017 debido a una decisión general que realizó Trump el día de su asunción, mediante la cual postergó durante 60 días todas aquellas normas publicadas por Obama que aún no habían entrado en vigencia.

El Gobierno argentino está realizando un seguimiento de la situación a través del Ministerio de Agricultura y la Embajada Argentina en Washington, según indicó hoy la agencia NA.

La decisión de autorización de las importaciones fue realizada luego de muchos años de negociaciones técnicas, un exhaustivo análisis de riesgo que incluyó numerosas visitas a las zonas de producción y los empaques de la Argentina.

La conclusión fue que los limones producidos en el Noroeste Argentino son seguros desde un punto de vista fitosanitario para ingresar a los Estados Unidos.

Las exportaciones de limones de Argentina se realizarán durante el verano del hemisferio norte (abril-agosto), cuando la producción estadounidense es muy reducida. Las exportaciones del NOA complementarán la oferta de los Estados Unidos, que está incrementando sus importaciones para abastecer el consumo interno.

Estados Unidos importó en 2016 unas 84.000 toneladas de limones.