Los esposos estresan a las mujeres 10 veces más que los hijos

Las mujeres culpan a sus esposos por sus altos niveles de estrés, ya que consideran que actúan como sus hijos y colaboran poco en las labores domésticas.
Viernes 17 de marzo de 2017

Las madres se quejan de que los padres de sus hijos se parecen más a niños grandes que a alguien con quien compartir la crianza de los chicos.

 

El estrés de una mamá es fundamentalmente diferente de la tensión que sufre el padre, según opinan las mismas mujeres, y la incapacidad de sentir al padre de sus hijos como un socio.

Estrés

 

En la mayor parte de los hogares es la mujer la que asume casi todas las responsabilidades tanto las de la educación de los hijos, como las de la casa, aunque claro, no debemos dejar de mencionar que también existen excepciones en que los padres llevan completamente toda la batuta de ambos roles.

 

En Estados Unidos se realizó una encuesta en donde se entrevistó a más de 7.000 madres, los resultados fueron asombrosos, el 46% de la entrevistadas afirman que sus parejas les generan 10 veces más estrés que sus hijos, también reveló,  que la mayoría de los padres se sienten ofendidos pues tienen un papel secundario en la familia y sus esfuerzos nunca son reconocidos.

Maridos estresan a la mujer más que los hijos

La irritación de las madres viene del hecho de que no hay suficiente tiempo para hacer todo lo que hay que hacer durante el día. Tres cuartas partes de las madres que tienen parejas dicen que hacen la mayor parte de las tareas del hogar, así como el cuidado de los niños.


No es una situación fácil, ni para ellas, ni para ellos. Muchas veces tiene que ver con cómo idealizamos el matrimonio y lo que creemos que debe ser.

 

Tener una familia y una pareja requieren un gran compromiso y trabajo, por eso ambas partes deben esforzarse.

 

En cualquier caso, para evitar que uno de los dos miembros se sobrecargue de tareas y termine demasiado estresado, es importante la comunicación en todo momento y en ambas direcciones.
Hay que ser claro y pedirle a la pareja lo que haga falta y cuando se necesite. No es posible pretender que el otro vaya a adivinar lo que necesitamos.

Maridos estresan a la mujer más que los hijos

 En conclusión la crianza es algo de dos y si somos sinceras, en ocasiones las mismas mujeres se auto demandan demasiado y no dejan que otros ayuden en la labor, pues sienten que su manera es la correcta. Lo importante es tener una comunicación fluida y escuchar a la pareja.

 

Si necesitas ayuda no dudes en pedírsela a tu pareja, los dos tomaron la decisión de tener hijos y deben sacarla adelante juntos.