Sanz: "Habría que ponerle Néstor Kirchner a la cárcel de Ezeiza"

El ex senador radical además cuestionó a dirigentes empresariales, sindicales y políticos que "le están corriendo el arco" al Gobierno para decidirse a hacer inversiones o facilitar la gestión y les pidió a esos referentes que "asuman responsabilidades" para "tener la autoridad moral" de "criticar lo que hay que criticar".
Sábado 18 de marzo de 2017

Ernesto Sanz

El ex senador radical Ernesto Sanz, uno de los principales socios de Cambiemos, cuestionó a dirigentes empresariales, sindicales y políticos que "le están corriendo el arco" al Gobierno para decidirse a hacer inversiones o facilitar la gestión y les pidió a esos referentes que "asuman responsabilidades" para "tener la autoridad moral" de "criticar lo que hay que criticar".

 

Sanz analizó: "Hay un mito en la Argentina sobre que el peronismo en la oposición no deja gobernar, que quiere voltear a los gobiernos para volver pero hay otro mito: no hay nada peor que un peronismo sin liderazgo, el que se sube a una montonera 'vamos a hacer huelga, vamos a hacer huelga'. Al no haber un liderazgo superador terminan subidos a esa montonera, no quieren una Argentina mejor sino voltear al gobierno".

 

"El Gobierno está solo en esta pelea de cambiar el país porque hay mucha dirigencia política, sindical, empresaria y demás a la que le es más fácil hacer seguidismo, ponerse en la vereda de enfrente, diferenciarse del gobierno y ahí aparecen los problemas", advirtió y habló de sectores que "no están a la altura de las circunstancias".

 

El ex legislador, quien confirmó que no ocupará ningún cargo en el Gabinete nacional ni será candidato en las elecciones, manifestó su "desazón" por la conducta de la dirigencia en general y tras sostener que "hay que salir del populismo", insistió en que "a un país no lo saca solo un gobierno, un presidente, sino la dirigencia nacional".

 

Sanz exhortó a toda la dirigencia, principalmente a los empresarios, a tener un "gesto patriótico".

 

"Hay que tener el coraje de ir por el camino más ríspido y difícil", alertó el dirigente por radio Mitre y condenó la actitud de algunos sectores de "dejarlo solo al gobierno en un camino de transformación" y "sumarse a la protesta porque sí".

 

"Pedían gasto público de calidad, eliminación de obstáculos como el cepo, pedían diálogo institucional, bueno este es el más dialoguista. A un empresario nacional le pido compromiso patriótico y no que le estén corriendo el arco al Gobierno, es lo que hace falta ahora", enfatizó.

 

El ex senador nacional reiteró: "Lo que tienen que hacer todos los dirigentes, que ojalá se transformen en líderes, es que asuman responsabilidades y apoyen lo que hay que apoyar para tener la autoridad moral para criticar lo que hay criticar".

 

Sanz aseveró: "Lo que pasa es que el gobierno está demasiado solo en este tema de transformar" y afirmó que él forma "parte del equipo" de Cambiemos "sin ser funcionario, ni ministro".

 

"Me siento muy útil, tratando de aconsejar, tratando de estar presente cuando se discuten temas importantes. Lo importante es ser útil en ese proceso de transformación de la Argentina".

 

Para el ex jefe del radicalismo, "en el ámbito gremial, empresario, el problema de la Argentina es la diferencia que hay entre liderazgo o dirigente común. Los líderes son los que se animan a transformar, a transitar el camino más ríspido, más duro, menos previsible".

 

"Los simples dirigentes no se animan, hacen seguidismo, se suben a la agenda para hacer política, en lugar de hacer política para cambiar la agenda", fustigó.