La increíble historia detrás de la foto del milagro del alud en Perú

Una mujer pudo lograr lo que para muchos parecía imposible: escapó del impresionante torrente de barro sin ayuda y quedó registrada en imágenes.
Lunes 20 de marzo de 2017

Alud en Perú

 

Daba la sensación de que todo lo existente iba a ser tragado por un agujero negro. Daba la sensación de que el infierno se había liberado.

 

Maderas, hay palos, ventanas rotas y pedazos de paredes, todo dentro del fango de tétrico color marrón tierra.

 

Sin embargo, algo se mueve a contramano de la tragedia y el desastre e intenta escapar a la fuerza del agua.

 

Alud en Perú

 

Es una mujer y parece hecha de lodo. Ella está de rodillas, tiene cabello largo y apenas si puede ser divisada.

 

Quiere pararse y lo consigue con dificultad, camina despacio, se sostiene la cabeza como si tuviera miedo de perderla, se arrastra y se cae. Lo intenta de nuevo, camina, se desploma en la orilla y se salva. Se convierte en todo un símbolo del impresionante alud en Perú.

 

Alud en Perú

Alud en Perú

 

Su nombre es Evangelina Chamorro y su imagen recorrió el mundo: en Perú, desde diciembre las lluvias generan desastres y aludes que causaron 69 muertos, 170 heridos, 12 desaparecidos y 580.000 afectados.

 

La situación se debe al "fenómeno de El Niño costero", que hizo que la temperatura promedio del mar aumente entre cuatro y siete grados en comparación al verano. Ese fenómeno, que afirman subsistirá hasta mediados de abril, genera intensas lluvias en los Andes y la costa que rebalsaron ríos y quebradas, impactando sobre todo en Lima y los departamentos norteños de Tumbes, Piura, La Libertad, Lambayeque y Áncash.

 

La mujer tiene 32 años y vive en una granja con su marido, también arrastrado por la avalancha, y sus dos hijas de 5 y 10 años.

 

Alud en Perú

Alud en Perú

 

 

Su hogar era parte de un asentamiento ilegal de Nueva Navarra y cuandoEvangelina recuperó el aliento, ya internada en el hospital, lo primero que hizo fue preguntar por sus hijas.

 

Ellas estaban bien. Por suerte, cuando comenzó la catarata de barro ellas estaban en el colegio y esquivaron el horror. "Pensé en mis hijas y en Dios", dijo en el hospital luego de admitir que fueron cuatro las veces en que se hundió en el fango.

 

 

 

Alud en Perú

Alud en Perú