“Tras salida de Lousteau, en breve, hay que hacer un nombramiento en EE.UU.”

La canciller Susana Malcorra habló con Ari Paluch en Radio Latina (FM 101.1) luego de la renuncia del embajador en Estados Unidos. También opinó sobre las elecciones en Ecuador y la situación que se vive en Venezuela.
Martes 4 de abril de 2017

Malcorra

La canciller Susana Malcorra habló con Ari Paluch en Radio Latina (FM 101.1) luego de la renuncia del embajador en Estados Unidos.

 

¿Cuánto tiempo hay para poner un nuevo embajador en Estados Unidos?

 

Aun no lo sé porque no sé si la renuncia del embajador es de carácter inmediata o nos da cierto tiempo. Pero de cualquier forma, nosotros tenemos una forma para el reemplazo de embajadores que se trata de que el número 2 quede a cargo hasta que se nombre un nuevo embajador. Obviamente, que en el caso de EE.UU. Habría que hacer un nombramiento a la brevedad.

 

¿Usted prefiere al embajador de carrera por sobre el embajador político?

 

Yo creo que no hay que generalizar las cosas. En algunos momentos y lugares, el rol de un representante político le puede dar una mayor fortaleza a la embajada porque desde los interlocutores toman que hablan directamente con el mandatario. Obviamente nosotros tenemos una carrera que es muy fuerte, tenemos gente muy bien formada y de ser posible, creo que sería bueno nombrar a un embajador de carrera.

 

¿Argentina tomará nota de las denuncias de fraude luego de la victoria de Lenin Moreno en Ecuador?

 

Los resultados muestran una diferencia de 200 mil votos que en el padrón de Ecuador es significativo. Hemos tenidos caso que las diferencias han sido menores, como fue el caso de Colombia. Es evidente que el candidato opositor ha presentado denuncias que deben ser tomadas como corresponde por la Comisión Nacional Electoral pero tanto la OEA como la UNASUR se han pronunciado y no dieron lugar a los reclamos. Ante esto, pareciera que la decisión del pueblo ecuatoriano es irreversible.

 

Por último, ¿qué se puede decir de la situación de Venezuela?

 

En primer lugar, decir que esta situación de Venezuela se dilató de manera especial el miércoles de la semana pasada cuando el Tribunal Supremo de Justicia decidió intervenir a la Asamblea. Maduro decidió convocar al Consejo de la Defensa y dictaminó que estas medidas debían revertirse. Ante esto, en la reunión de los cancilleres tomamos la decisión de que debía mantenerse en Venezuela la separación de poderes. Por ende, solicitamos la ejecución de la cláusula democrática para recuperar la credibilidad del sistema, reempoderar la Asamblea y tratar la situación de los presos políticos.