EL AUTOR DEL ATENTADO EN BARCELONA ES UNO DE LOS CINCO MUERTOS EN CAMBRILS

Córdoba: desapareció una mujer y acusan a su propio hijo de raptarla

María Eugenia Cadamuro, de 46 años, salió de su casa para encontrarse con unas amigas hace más de un mes pero nunca regresó.
Lunes 17 de abril de 2017

María Cadamuro

Cadamuro nunca llegó a encontrarse con sus amigas. Según había declarado su hijo cuando la mujer desapareció, últimamente su madre estaba emocionalmente inestable. Pero lo que nadie sospechaba es que más tarde sería precisamente él, el principal sospechoso.

 

El joven de 21 años, hijo de la víctima, fue detenido, acusado de privación ilegítima de la libertad agravada.

 

Después de varios rastrillajes sin resultados positivos, las sospechas cayeron sobre el entorno familiar y fue su hijo, Jeremías Sanz, quien terminó imputado.

 

El secuestro de dos camionetas y un celular, más el resultado del entrecruzamiento de llamadas habrían sido clave para colocar al joven bajo la lupa de la justicia.

 

El entorno familiar defiende al acusado y afirma que terminó en la cárcel por un supuesto "conventillo" de pueblo que instaló la teoría de una mala relación entre él y su mamá, que ya lleva más de un mes desaparecida.