Macri, sobre Panamá Papers: "Desde el primer día dije que no había delito"

El presidente lamentó que la Justicia “tarde demasiado” en expedirse, al considerar que los "procesos tardan mucho" y manifestó que se debe poner el foco desde los tribunales en "los comportamientos mafiosos" para que se termine con "la impunidad".
Jueves 20 de abril de 2017

Mauricio Macri

El presidente Mauricio Macri celebró que el juez Sebastián Casanello dejara de investigarlo en la causa conocida como Panamá Papers, al indicar que "desde el primer día" había asegurado que "no había ningún delito" alrededor de las sociedades offshore que figuraban a su nombre y que no habían sido declaradas.

 

Macri, además, en una conferencia de prensa brindada en Paraná, Entre Ríos, lamentó que la Justicia “tarde demasiado” en expedirse, al considerar que los "procesos tardan mucho" y manifestó que se debe poner el foco desde los tribunales en "los comportamientos mafiosos" para que se termine con "la impunidad".

 

"En lo que hace al juez Casanello, yo desde el primer día dije que no había ningún delito en lo que se me endilgaba, que no tenía vínculos comerciales con esas sociedades, que no había sido accionista, que no había recibido ningún ingreso de esas sociedades (offshore), con lo cual no tenía que haberlas declarado, por lo que no hubo declaración maliciosa ni lavado de dinero. Me alegro que se haya terminado", enfatizó Macri.

 

Macri, quien visitó esta mañana una fábrica y un laboratorio junto al gobernador Gustavo Bordet, brindó una conferencia de prensa en la que dijo sentirse “alegre que hayan terminado” dicha pesquisa, pero afirmó que “tardan mucho” y “deberían tardar menos los procesos judiciales; creo que la Justicia tiene que actuar en tiempos más rápidos, porque sino las cosas se dilatan demasiado”.

 

“Es parte del desafío que la Justicia actúe de forma independiente, como actuó acá. Yo como Presidente recién electo llevé todos mis papeles, no me enojé, y dije ‘acá están, estoy tranquilo porque las cosas están como corresponde’”, señaló.

 

El jefe de Estado, además, pidió “terminar con la impunidad; no queremos más comportamientos mafiosos, gente que se crea dueña de la Argentina. Todos tenemos que cumplir con la ley”.

 

Casanello, según se supo el lunes pasado, dejó de investigar a Macri por lavado de dinero al entender que no hay elementos para sostener que se hubiera cometido ese delito, luego de que se supo, en el marco de los denominados Panamá Papers, que fue director de una empresa offshore de su familia.

 

El juez, sobre la base de un informe de la Unidad de Información Financiera (UIF) y datos propios, cree que no hay elementos para avanzar por lavado de dinero, aunque no descarta otros delitos y por eso se declaró incompetente.