Vocero de Norcorea: "Tenemos la bomba H, con tres se acaba el mundo"

El español Alejandro Cao de Benós es “delegado especial de la República Popular de Corea” en Occidente. Defiende el régimen, asegura que lo que se dice del país asiático es “mentira” de la “propaganda” estadounidense y advirtió al mundo: “Tenemos la bomba H”.
Jueves 20 de abril de 2017

Alejandro Cao de Benós - Corea del Norte

 

"A lo mejor en la Argentina o en España están acostumbrados a que los americanos o los británicos les den órdenes, pero en Corea no, nosotros somos un país soberano", asegura en una polémica frase para dar comienzo a las declaraciones de Alejandro Cao de Benós, que no es otro más que un español que -curiosamente- es “delegado especial de la República Popular de Corea” en el mundo occidental. De hecho, su relación con el país asiático es tan especial que se ha convertido en el primer occidental en obtener la nacionalidad de Corea del Norte.

 

 

Su relación con el país del que hoy habla todo el mundo se inició hace ya 25 años.

 

 

"Todo comienza por mi gran pasión por Asia, por las culturas tradicionales orientales y —lógicamente— por mis convicciones comunistas. Empieza en los 90, cuando el comunismo estaba desapareciendo y Corea se mantenía firme con la bandera roja", contó Alejandro Cao de Benós.

 


El hombre divide sus días entre la localidad española de Tarragona y Corea del Norte, mientras que sus responsabilidades diarias constan en defender al régimen de Pyongyang, cosa que hace refiriéndose siempre a "Corea" y nunca jamás a "Corea del Norte"; ya que para él, Corea es una sola y toda debería estar bajo el dominio de Kim Jong-un.

 


Entre tantas curiosidades, sin embargo, este hombre ha hablado con la prensa recientemente y no ha sido poco lo que dijo. Algunas cosas, incluso, alarmantes.

 


¿Y los informes y sanciones de la ONU?

La mayoría son falsos. Los pocos coreanos que han ido al Sur han hecho dibujos, como puede hacer cualquiera, pero que no servirían como prueba en ningún juicio. Y además, esos dibujos se contraponen con otros dibujos, pero como los Estados Unidos consideran enemigo a Corea, cualquier cosa vale para demonizarnos, buscan asfixiar la economía para que Corea colapse.

 

 

¿No hay purgas masivas y campos de concentración?

No existen. Lo que hay son campos de trabajo para delincuentes comunes. Aunque casi no tenemos delincuencia… claro que hay algunos casos de delincuencia común, personas que robaron o alguien, incluso, que haya asesinado a un vecino por una discusión. Esa persona va a un juicio, donde tiene a un abogado defensor, y si resulta culpable no va a una prisión a consumir drogas o a aprender cómo ser Pablo Escobar, como sucede en las prisiones españolas o argentinas donde se aprende a ser delincuente. En Corea hay campos de trabajo para que el delincuente recoja arroz para el pueblo o haga muebles para las casas que se entregan al pueblo.

 

 

¿Por qué la comunidad internacional no puede enviar veedores para constatar lo que usted dice?

En ocasiones hemos aceptado a estas personas, pero luego no reportaron nada porque no les ha interesado, porque no han podido encontrar el terror que andaban buscando. El principal problema que tenemos es que hay muy pocos periodistas profesionales que se atrevan a reportar la verdad. Si van y no ven raptos o ejecuciones y lo informan se ponen en contra del establishment internacional, incluso pueden perder el trabajo. La presión es tan fuerte que mienten.

 

 


¿Cuál es la capacidad militar real de Corea del Norte para enfrentarse al poderoso Estados Unidos?

-Corea está perfectamente preparada con armas nucleares y termonucleares. Tenemos la bomba H. Claro que Estados Unidos tiene muchos más misiles que Corea, pero no es cuestión de cantidad sino que es cuestión de la potencia de detonación. Una bomba termonuclear es 100 veces más potente que una nuclear. Con tres o cuatro de ellas es suficiente para acabar con el mundo entero.