General Motors suspende operaciones por embargo de planta en Venezuela

El régimen chavista de Nicolás Maduro se apropió de la única planta de producción de la empresa estadounidense en Venezuela. La firma decidió suspender todas sus actividades.
Jueves 20 de abril de 2017

General Motors

 

General Motors suspendió todas sus operaciones en territorio venezolano luego de que las autoridades del régimen de Maduro tomaron el control total de su única planta en el país, algo que constituye un embargo ilegal de sus activos, de acuerdo a lo informado por la empresa estadounidense.

 

Voceros autorizados del fabricante de automóviles, han expresado mediante un comunicado que otros activos -como los vehículos- fueron retirados de la planta, causando "daño irreparable" a la empresa.

 

GM dijo que la planta fue tomada de facto, mientras que se agregó que la firma automotríz se defenderá legalmente.

 

GM da trabajo a alrededor de 2.700 personas en Venezuela, desde hace ya más de 35 años.

 

Si el gobierno lo permite, los trabajadores recibirán prestaciones de separación de sus puestos laborales "debido a la terminación de la relación laboral por causas que rebasan al control de las partes", indicó GM en un escueto comunicado oficial.

 

Los concesionarios, de todos modos, seguirán brindando servicio a los clientes y sus vehículos.

 


Las operaciones de GM en Sudamérica, que incluyen a Venezuela, representan una porción relativamente pequeña de los ingresos y ventas de la compañía.