Abogado de Báez negó que esté negociando convertirse en arrepentido

Maximiliano Rusconi, letrado del empresario patagónico, negó las versiones periodísticas que afirmaban que su defendido estaba negociando su prisión domiciliaria. “No hay ningún pedido", afirmó.
Viernes 21 de abril de 2017

Lázaro Báez

Maximiliano Rusconi, abogado de Lázaro Báez, negó que su cliente esté negociando convertirse en arrepentido ante la Justicia a cambio de ser beneficiado con la prisión domiciliaria.

 

"Es mentira que se piense en la figura del arrepentido. No hay ningún pedido", aclaró el letrado en radio La Red, y luego de rumores periodísticos que referían a que el empresario estaba negociando su prisión domiciliaria luego de aceptar ser "arrepentido" en la causa que lo tiene preso desde el año pasado por lavado de dinero.

 

Rusconi criticó la figura legal del arrepentido porque es "un modelo inquisitivo y coactivo para presionar a una persona a que incrimine a otra".

 

En tanto, el abogado sí aclaró que lo único que desde hace tiempo se está reclamando es "que Báez pueda visitar a su madre que está muy enferma" para lo cual el juez Casanello tiene que dar su autorización y luego fijar en qué fecha.

 

Por su parte, el juez federal Sebastián Casanello le pidió al Gobierno que informe si existe algún tipo de negociación con el detenido Báez.

 

Casanello sostuvo en el oficio que la ley del arrepentido prevé "que el acuerdo de colaboración debe ser celebrado entre el fiscal y el imputado y posteriormente sometido al examen del juez para su eventual homologación".

 

"El Poder Ejecutivo no interviene en modo alguno en ningún tramo de la negociación del acuerdo de colaboración, a excepción de las cuestiones vinculadas a la necesidad de garantizar la seguridad", recordó en el mismo.