Argentina tiene inflación más alta de la región después de Venezuela

Los precios minoristas crecieron durante 2017 a una tasa que equivale a la mitad de la de 2016. Los precios también avanzan muy por encima del promedio de otros lugares de América Latina.
Lunes 12 de junio de 2017

Supermercado

 

Los precios al consumidor en Argentina subieron -durante el mes de mayo de 2017- un 1,3% en comparación con el mes de abril y -de ese modo- acumularon un 24% en términos interanuales. De acuerdo a los datos aportados por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) en lo que va de año 2017, el IPC registró una importante suba del 10,5%.

 

De esto se pueden desprender un par de cosas de importancia: por un lado, la inflación argentina experimentó una notoria desaceleración, lo que equivale a casi la mitad de la de 2016. De acuerdo al IPC Congreso, entre enero y mayo del año pasado 2016, había acumulado 23,6%.

 

De todos modos, estos datos demuestran que la inflación está muy lejos de las previsiones trazadas por el Gobierno tanto en la Ley de Presupuesto como en la meta del Banco Central, cuyo piso se estableció en el 12% y el techo en el 17 por ciento.

 

Como sea, la inflación de la Argentina es claramente más baja que la del año pasado y de finalizar en diciembre de 2017 en una tasa anual inferior al 22%, se trataría -sin dudas- del índice inflacionario más bajo en los últimos ocho años, desde el 15,3% anual de 2009.

 

Sin embargo, la inflación argentina se mantiene en un nivel demasiado alto y perjudicial para la estabilidad económica en general: en la comparación regional sigue estando como la más altadetrás de Venezuela, cuyo desbarajuste en todos los órdenes empujó al país a una hiperinflación.

 

El FMI pronosticó para Venezuela una inflación será de 720% en 2017.