Polémica sentencia: torturaron y mataron a golpes a mujer, están libres

Marisela Pozo Pizl, de 27 años, fue asesinada en marzo del año pasado por tres hombres que la golpearon ferozmente, los acusados firmaron un juicio abreviado y hoy esán en libertad.
Viernes 16 de junio de 2017

Marisela Pozo Pizl

La familia de la joven Marisela Pozo Pizl, que fue asesinada en la localidad de Gregorio Laferrere en marzo del año pasado por tres hombres que la golpearon ferozmente, apeló la condena a un año de prisión en suspenso que obtuvieron los acusados en un juicio abreviado.


Matías Bernal Ruifernandez, el abogado de la familia de Marisela, contó en declaraciones a la agencia NA que este viernes presentó ante la justicia de La Matanza la reserva para realizar la apelación ante la Cámara de Casación Penal bonaerense.


"La justicia entendió que ningún golpe fue en zonas vitales por eso cambió la caratula de homicidio simple a homicidio preterintencional, que prevé una pena de uno a tres años. Realmente no cabe en la cabeza de nadie que si alguien golpea a otro de esa manera no tiene la intención de matar", expresó Bernal Ruifernandez.


El abogado indicó además: "No fue un sólo golpe el que le causó la muerte, claro, fue la suma de todos los golpes que le dieron los que le producen las fallas orgánicas que le provocan la muerte, que es lo que determinó la autopsia".

 

La joven víctima falleció luego de estar de tres días internada por la golpiza que recibió por parte de Sergio Ariel Abatedaga, Héctor Daniel Julio y Patricio Vicente Larroca.


Marisela había salido ese jueves de su casa descalza y corriendo, porque según contó el abogado, sufrió un ataque de pánico debido al consumo de estupefacientes y pensaba que alguien iba a matarla a ella y a su madre.


"Según lo que se ve en los videos y lo que surge del relato de los testigos, es que ella pide ayuda al tipo del quiosco que ni bien sale la maltrata, luego se le rompe el vidrio, y eso lo 'habilitó' a golpearla para matarla", contó el abogado.


Y siguió: "después un vecino le ayuda a pegarle, la atan a un poste y luego ella sale, se queda deambulando, y en un momento intenta refugiarse en un auto estacionado. Ella pedía ayuda y el dueño del auto la ve y decide pegarle".


La joven fue abandonada cerca de la estación de tren de esa localidad y unas tres horas después, cuando la policía llegó al lugar, fue trasladada al hospital de la zona, donde agonizó durante tres días y falleció.


Ni bien se dieron a conocer los videos en los que se ve la feroz golpiza en la que participan los tres acusados, el fiscal que quedó a cargo de la causa, José Luis Marotto, pidió la detención de los hombres que quedaron acusados por el delito de homicidio.


Pero en el mes de julio, la causa cambió de carátula y pasó a ser homicidio preterintencional y el argumento fue que ninguno de los golpes que recibió la chica fue "en zonas vitales", por lo que los agresores supuestamente no tenían intención de matarla y quedaron en libertad.