Araceli González: "El sexo es muy importante"

A días de cumplir 50 años, la bella actriz hizo un recorrido por su carrera y habló de todo en una entrevista para repasar. "Siempre quiero la verdad", afirmó.
Sábado 17 de junio de 2017

Araceli González

A días de cumplir 50 años, Araceli González hizo un recorrido por su carrera y habló de todo en una entrevista para repasar.

 

"Siempre quiero la verdad, eso hizo que quizás entre en zonas bastante oscuras o dolorosas donde hay que trabajar mucho sobre uno. Eso me hizo ser una persona que evolucionó mucho", inició la bella actriz.

 

Ante la consulta si era el momento más feliz de su vida, Araceli afirmó: “¿La felicidad cómo se mide? Los nacimientos de mis hijos son los momentos más felices de mi vida. Con las personas que elegí en su momento casarme fueron momentos felices de mi vida. Hacer mi primera casa fue un momento feliz en mi vida. Sí, es un momento muy importante porque estoy con dos hijos hermosos que son fundamentalmente buenas personas. Estamos felices con Los puentes de Madison. Hice una apertura muy grande como actriz. Ese personaje es el encuentro de todas las mujeres que yo amo y valoro en mi vida. Y finalmente estoy con un hombre que adoro con toda mi alma, que me fuma mucho, que es una persona que se ha bancado muchísimas cosas para estar al lado mío. Fabián nos trajo tranquilidad, trajo paz a nuestro hogar, nos trajo seguridad a los tres. Sabemos con quién hablamos, con quién estamos, yo sé con quién duermo, con quién me levanto”.

 

Su carrera comenzó a los 12 años en una publicidad y nunca paró. Explotó en el modelaje y viajó a España con su hija recién nacida para hacer publicidades en varios países europeos. El regreso a la Argentina fue triunfal. Su cara maravillosa, y el característico pelo corto marcaron la diferencia. La convocan las principales revistas y marcas y se convierte en la cara más famosa del staff de Pancho Dotto.

 

El recorrido sigue y en 1990 tras una emblemática publicidad de By Deep, Canal 13 la contrata para La Banda del Golden Rocket. Allí conoce a Adrian Suar con quien más adelante formó una larga pareja. En 1994 llega el momento de Nano, junto a Gustavo Bermúdez y su primer Martín Fierro. Los éxitos y las propuestas no paraban de llegar.

 

Luego, comentó qué hizo con su primer sueldo: “A mí mamá le encantaba llenar los carritos del supermercado entonces lo primero que hice fue comprarle un montón de cosas. Después a mi abuelo, que es el referente más importante que tuve en mi vida; era un hombre muy coqueto, fui y le compré muchísima ropa y él estaba feliz.

 

También hizo referencia a los cuidados para mantener su belleza intacta: “El año pasado dejé de fumar, eso hizo que explotara un poco y justo estaba haciendo Los ricos no piden permiso, y estaba con ocho kilos de más. En febrero hice un click y dije: "Quiero ordenar mi cuerpo". Sentía que se me había metido una señora que no conocía adentro mío, tuve un compañero que bancó todo este proceso mío. Empecé una dieta muy estricta. Yo soy así, digo se terminó esto y se terminó. No soy vegana pero no como más gluten, no como más lácteos. Es una dieta que tiene que ver con lo que mi cuerpo necesita, me la hizo una nutricionista que hace medicina china y fue transformando mi cuerpo. Hoy no te das idea la energía que tengo. Mi marido dice: "Cortemos con la dieta ya", porque a las 2 de la mañana me siento en la cama y empiezo: "Tenemos que hablar", "¿Ahora?"", "Sí, tenemos que hablar ahora, porque yo creo…".

 

Por último, habló de la intimidad y de lo que le gustaría para el futuro: “Para mí el sexo es muy importante, no es la totalidad, pero es muy importante. Para esta próxima década lo que me gustaría es dedicarme más a la parte espiritual”.