Video: ¿Cómo funcionan las tablets sin internet en Corea del Norte?

Es la primera tablet norcoreana que puede captar emisiones de televisión. La Samjiyon incluye un navegador con soporte para el intranet norcoreano Kwangmyong. Sin embargo, no tiene soporte para conexión mediante Wi-Fi, no permite compartir archivos y no permite borrar la historia.
Domingo 18 de junio de 2017

Corea del Norte - Kim

En Corea del Norte se ha podido comprobar que aparatos y software permiten la navegación únicamente en la intranet nacional. El browser está programado para abrir en una página alojada en la dirección IP 10.76.1.11, a la que no se puede acceder desde el resto del mundo.

 

La Samjiyon, una tableta norcoreana, se vende a extranjeros: Ruediger Frank hizo un análisis de producto de la que compró en septiembre de 2012 que publicó en 38 North, la publicación del Instituto Coreano-Estadounidense de la Universidad Johns Hopkins. En cambio, la Ullim se conoce por una tableta contrabandeada fuera del país hacia Alemania, donde la estudiaron los investigadores de la empresa de seguridad informática Enno Rey Netzwerke (ERNW).

Tablets sin internet

La Samjiyon de Frank, profesor en la Universidad de Viena, costó USD 200 y la definió como “un dispositivo notable que hasta ahora no ha recibido la atención que merece”. En particular le interesan los diccionarios y las herramientas educativas de la tableta, pero no cree que alguien que se dedique a otra cosa que el estudio del país de los Kim le encuentre interés.

 

Se presume que el dispositivo se vende desde 2014. Según Florian Grunow, uno de los expertos de ERNW, para comprar en China el hardware que la compone habría que pagar entre USD 180 y USD 225, así que probablemente salga más en Pyongyang.

Tablets sin internet

Más interesante, evaluó el experto, son las modificaciones al software hechas para garantizar la vigilancia. Por ejemplo, la app Bandera Roja corre de fondo, constantemente, y hace una captura de pantalla cada vez que el usuario abre una aplicación. Registra la historia del navegador y reinicia el sistema si alguien trata de reemplazarlo.

 

Junto con Bandera Roja funciona Visor de Huellas, que permite navegar por la historia grabada. Pero sobre todo, la app impide que se borre manualmente esa historia. Según Grunow, se la incluye “para recordarles a los usuarios que el gobierno puede descubrir cualquier cosa que hagan en la tableta”.

Tablets sin Internet

Las tabletas se venden cargadas con aplicaciones preinstaladas. Cada vez que alguien quiere instalar otra, el Android de Kim la busca en una lista de aplicaciones aprobadas. Si no está en la lista, no se puede instalar.

 

Tampoco se puede compartir archivos. Niklaus Schiess, de ERNW, explicó que los dispositivos operan con una combinación de dos firmas digitales: “Una, NATISIGN, proviene del gobierno de Corea del Norte; la otra, SELFSIGN, se genera en la tableta. Cuando un usuario trata de abrir un documento, la tableta verifica si ha sido firmado correctamente”. El sistema de firmas se impuso por decisión de Kim-Jong un.

 

Si no se puede navegar en internet, ni instalar apps que no estén en la lista aprobada de Pyongyang, ni compartir archivos que lleguen en memorias USB, el uso normal de la tableta “es virtualmente imposible”, según el analista alemán.

Tablets sin internet

La tableta estándar pesa 250 gramos, mide 18,7 centímetros por 12,4 por 1, tiene 1GB de memoria DDR3, almacenamiento interno de 8GB, una pantalla de 7 pulgadas con resolución de 1.024 píxeles por 768 y una sola cámara, en el frente. Los botones de encendido y de volumen son un poco ásperos y salientes, según criticaron los expertos.

 

Así es la famosa "Samjiyon":