¿Quién es el militar inglés que ayudará a indentificar a los 123 NN en Malvinas?

El coronel Geoffrey Cardozo trabaja este mes con un equipo del Comité Internacional de la Cruz Roja, el cual intenta dar nombre y apellido a los cuerpos de 123 tumbas anónimas argentinas que allí descansan.
Domingo 18 de junio de 2017

 Geoffrey Cardozo

Cardozo se ocupó, una vez terminada la guerra, de anotar todos los puntos en donde se encontraban cadáveres y cuando Margaret Thatcher ofreció a Leopoldo Galtieri repatriar los cuerpos, la negativa del gobierno argentino planteó una nueva tarea: construir un cementerio y trasladarlos todos a un solo lugar. Esa fue su tarea.

 

"Todos los soldados profesionales deben tener una chapa con su nombre colgada del cuello justamente para identificarlos, pero estos eran chicos. A muchos no les habían dado chapa", cuenta Cardozo que también afirma que "no enterré ningún cuerpo sin antes haberle dado vuelta todos los bolsillos y cerciorarme de que no podía ser identificado. Miramos a cada uno de esos soldados, pero esto era posguerra: no existían registros dentales o las muestras de ADN".

 

Este hombre, retirado del ejército británico, regresa así a las Islas Malvinas, 35 años después, para ayudar a identificar a las tropas argentinas caídas en el conflicto que armó la dictadura militar para permanecer al frente del poder en nuestro país.

 Geoffrey Cardozo

 

Cardozo es un oficial retirado del Ejército que pasó meses y meses recogiendo y enterrando a las fuerzas argentinas allí muertas. Ahora volverá a las islas para ayudar a los científicos forenses a identificar finalmente a decenas de cuerpos.

 

Es que Londres y Buenos Aires firmaron el año pasado un acuerdo para tratar de identificar a los soldados, marinos y aviadores del conflicto de 1982, dividiendo el costo de 1 millón de libras esterlinas (poco más de 20 millones de pesos argentinos al cambio actual).

 

La iniciativa ahora está en manos de un equipo de la Cruz Roja, que fue el que ha pedido al coronel Cardozo que se encargara de recoger a los muertos argentinos de los campos de batalla de las islas y hasta de la creación de un cementerio para honrarlos según la tradición clásica.

 Geoffrey Cardozo

 

La exhumación y las pruebas comenzarán el 19 de junio y probablemente seguirán hasta agosto. Se cree que entre uno y tres cuerpos podrán ser examinados y enterrados de nuevo cada día. El CICR eligió el invierno austral para la misión para no interferir con el turismo y la actividad ovina, dijo Corbaz.

 

El análisis comparativo de ADN será realizado en un laboratorio en la provincia argentina de Córdoba y el informe final estaría listo hacia final de año.