Lula da Silva, condenado a nueve años y medio de prisión por corrupción y lavado de dinero

Lo dispuso el juez Sergio Moro, que comprobó su participación en la red de corrupción que operó en Petrobras.
Miércoles 12 de julio de 2017

Lula

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva fue condenado a nueve años y medio de cárcel por corrupción y lavado de dinero.

 

La sentencia fue dictada por el juez Sergio Moro, responsable de las investigaciones sobre la colosal trama corrupta destapada en el seno de la petrolera estatal, quien encontró a Lula culpable de los delitos de corrupción pasiva y lavado de dinero.

 

Lula, de 71 años y todavía uno de los más populares de Brasil, tiene derecho a apelar la sentencia y, en principio, no irá a prisión mientras dure este proceso.

 

Cómo Lula da Silva pasó de ser "el político más popular del planeta" a ser investigado por corrupción


En cualquier caso, se trata de una sentencia histórica: por primera vez un expresidente de Brasil es condenado por corrupción.

 

El caso, que inició alrededor de la petrolera estatal Petrobras, ha acabado salpicando a políticos y poderosos empresarios de Brasil.

 

En varias oportunidades, Lula señaló el proceso judicial que terminó con su sentencia como una caza de brujas política.

 

Una gasolinera y un regalo misterioso: así empezó el escándalo que asedia al gobierno de Brasil.

 

Aunque Lula ha negado que el apartamento sea de su propiedad, durante la investigación los fiscales señalaron que "varias pruebas dicen lo contrario", incluidos testimonios de la portería, un síndico y dos ingenieros de OAS.

 

Lula, quien fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010, había anunciado recientemente su intención de volver a ser candidato a la presidencia de Brasil.