VIVO - Diputados trata la expulsión de De Vido de la Cámara Baja

La Justicia avanza a paso lento contra "Laly" Minnicelli, esposa de Julio De Vido

Se trata de Alessandra Minnicelli, quien era titular del organismo encargado de controlar áreas que manejaba su esposo, Julio De Vido. Tiene varias causas federales.
Domingo 16 de julio de 2017

Alessandra Minnicelli - Esposa de Julio De Vido

 

Ella es Alessandra Minnicelli, también conocida como "Laly", esposa del ex ministro kirchnerista, Julio De Vido.

 

Supo tener llegada directa a Cristina Fernández de Kirchner, la ex presidente de la Nación y ha sido titular de uno de los organismos más influyentes en el esquema de poder y negocios de la era K.

 

Ella, además, tiene sus propios frentes judiciales a los que enfrentar, aunque -sin embargo- tiene mejor suerte que su esposo.

 

Alessandra “Laly” Minnicelli es otra de las piezas clave del esquema orquestado por De Vido, pero en los tribunales federales sus causas avanzan con mucha más lentitud que las del legislador del Frente Para la Victoria.

 

Minnicelli fue, así mismo, cabeza de la Sindicatura General de la Nación (Sigen), organismo de control del Estado y sus diversas empresas, pero pese a las muchas denuncias efectuadas dada la falta de intervención frente a los desmanejos del kirchnerismo y -muy en especial- de las áreas controladas por su propio esposo, la Justicia todavía no avanzó contra ella.

 

La más importante causa judicial que la puede complicar es en la que está directamente imputada junto a su cuestionado esposa por supuesto enriquecimiento ilícito; algo por lo que fueron sobreseídos, pero que -de todos modos- luego de una larga espera, la Justicia determinó reabrir la causa en el año2015, cuando el ex ministro K comenzó a sufrir en carne propia las consecuencias del quiebre de la alianza de los Kirchner con un importante sector de la Justicia.

 

En marzo de 2017, entre tanto, Minnicelli agregó otra causa en su contra, cuando fue imputada por el fiscal Gerardo Pollicita, junto a la esposa del ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, Marta Cascales, por la producción de una cuestionable miniserie referida a Papel Prensa, que fue financiada con fondos estatales.

 

El pedido del fiscal tuvo como objetivo que se investigue el manejo de $ 4,5 millones de pesos que habrían sido otorgados por el ministerio de De Vido a través de universidades nacionales como las de San Martín y Tres de Febrero, para evitar controles que deberían haber sido ineludibles.

 

De manera conjunta crearon también Fonres, una firma consultora que en el año 2008 suscribió un importante convenio con la Universidad Tecnológica Nacional (UTN),misma universidad que -en 2008- fue también pieza clave del entramado ilegal de De Vido.

 

Actualmente, la UTN está bajo la lupa porque De Vido desvió -por entonces- al menos $ 3 mil millones para contratar proveedores de la empresa estatal Yacimientos Carboníferos Río Turbio y evitar los controles del dinero. Hace dos semanas, el caso le valió a De Vido un pedido de detención y desafuero, que fue desestimado por la Justicia.

 

Los vínculos y coincidencias entre el negocio de Minnicelli y su esposo no terminan ahí. En el año 2016, el diario La Nación mostró cómo a pedido de De Vido empresas estatales auspiciaron exposiciones de su esposa, que permitió desviar miles de millones de pesos sin licitación ni controles.

 

La primera denuncia que salpicó a la esposa de De Vido, tuvo lugar en 1999, por su rol como síndica en Santa Cruz de Servicios Públicos Sociedad del Estado y acciones clase A de YPF S.A. La causa tenía que ver con YPF y era sobre delitos de acción pública.



Recayó en el juzgado federal de Claudio Bonadio y fue archivada. En 2005, cuando ya llevaba dos años como titular de la SIGEN, “Laly” fue denunciada junto al ex presidente Néstor Kirchner, entre otros funcionarios, por delitos como asociación ilícita, cohecho y defraudación a la administración pública. Por sorteo, la presentación recayó en el juzgado que entonces tenía Norberto Oyarbide, quien al año siguiente también decidió archivarla.

 


Sin embargo, en 2005, la esposa de Julio De Vido sumó un nuevo frente que todavía está en trámite en el juzgado de Bonadio y es por defraudación e incumplimiento de los deberes de funcionario público.

 


En ese tribunal también sigue abierta otra presentación en su contra realizada en 2007 por el abogado Ricardo Monner Sans para que se investigue un convenio marco por el Programa Federal de Construcción de Viviendas de 2004.