Informe forense descarta que Anahí Benítez haya sido enterrada viva

La escalofriante teoría había sido planteada por el abogado Lucio de la Rosa, defensor del único detenido por el hecho, Marcos Bazán. Pero los investigadores desmintieron la posibilidad.
Miércoles 9 de agosto de 2017

Anahí Benítez

Según la autopsia realizada, la adolescente no tenía tierra en sus vías respiratorias, por lo que se descartaría la posibilidad de que haya sido enterrada con vida.


Anahí Benítez, de 16 años de edad, fue asesinada en la localidad bonaerense de Llavallol.

 

De la Rosa, abogado defensor del único detenido por el hecho, Marcos Bazán, había declarado que el cuerpo de la adolescente tenía tierra en la boca y "pudo morir asfixiada en el momento de ser enterrada" después de perder el conocimiento en el predio perteneciente a la reserva natural de Santa Catalina.


El abogado, en diálogo con la prensa, sostuvo este miércoles que "la autopsia dijo que la víctima tuvo pérdida de conocimiento y que producto de tierra que le pudieron encontrar en la boca, se puede determinar que pudo morir por asfixia en el momento que fue enterrada".

 

Pero de acuerdo con los resultados de las pericias forenses, Anahí no murió por asfixia, sino que ya la habían asesinado antes. No había tierra en sus pulmones ni rastros en sus uñas que pudieran evidenciar signos de defensa.