Procesaron con prisión preventiva a Jaime por el yate del millón de dólares

El juez federal Sebastián Casanello procesó con prisión preventiva al ex secretario de Transporte y le trabó un embargo de 60.050.000 millones de pesos.
Martes 15 de agosto de 2017

Ricardo Jaime detenido (NA)

El juez federal Sebastián Casanello procesó con prisión preventiva al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime por enriquecimiento ilícito a raíz de la tenencia de un yate valuado en un millón de dólares.

 

En la ampliación del procesamiento el juez le trabó un embargo de 60.050.000 millones de pesos.

 

"Todas las constancias recabadas en la presente permiten concluir que el verdadero dueño, oculto detrás de quien prestó el nombre para la operación de compra de los bienes, no era otro que Ricardo Jaime, quien tenía la capacidad económica real e ilícita pero no tenía la posibilidad de figurar como verdadero dueño debido al carácter espurio de su enriquecimiento", señaló Casanello en su fallo.

Yate de Jaime

Según la investigación, el juez concluyó que entre los bienes de Jaime está incluido el yate "Altamar 64", recientemente entregado a Prefectura Naval por orden de Casanello decomisándolo.

 

El juez dio por probado que en el yate "viajaban permanentemente" Jaime así como parientes suyos.

 

También fueron procesados por la misma maniobra el ex asesor de Jaime, Manuel Vázquez, como partícipe primario del enriquecimiento de un funcionario público.

 

Es que para la compra del yate se creó un "conglomerado de empresas extranjeras", y en el caso concreto se utilizó una empresa de los Estados Unidos con domicilio en Bahamas y Bellice.

 

También resultaron procesados como partícipes del delito Silvano del Carmen Mazzuchelli, Raúl Viola y Carlos Lluch.

 

Jaime está detenido desde el año pasado por orden del juez federal Julián Ercolini por la compra de trenes a España y Portugal, por la cual se sospecha se pagaron sobreprecios.

 

Además está condenado a seis años de prisión por la tragedia ferroviaria de Once, aunque la Cámara de Casación aún no ratificó la condena.