Insisten con pedido de prisión domiciliaria para Milagro Sala

El viernes 15 venció el plazo que fijó la CIDH. Para la Justicia jujeña -que puso en duda la inminencia del traslado- las pruebas para mantener a Milagro Sala detenida en las condiciones actuales, son contundentes.
Martes 15 de agosto de 2017

Milagro Sala

 

Elizabeth Gómez Alcorta, defensora de Milagro Sala, sigue insistiendo con la solicitud de prisión domiciliaria para su defendida, quien -según la letrada- se encuentra detenida de manera arbitraria y por cuestiones políticas, pese a la profusa proliferación de pruebas en su contra.

 

Si bien el Gobierno Nacional ha dejado bien en claro que la detención de Sala, nada tiene que ver con una cuestión política, Gómez Alcorta mantiene su postura claramente intransigente, lanza una advertencia e -incluso- se atreve a quejarse de que "desde el viernes pasado, el gobierno nacional se encuentra incumpliendo la medida cautelar" de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que la dirigente social reciba arresto domiciliario.

 

Las pruebas con las que cuenta la Justicia para mantener detenida a Milagro Sala en las presentes condiciones, son categóricas, sin embargo, la defensora de la dirigente social, se sigue aferrando al más que cuestionable argumento con el que trata de explicar a su modo que "los peticionarios constataron que sólo nos dieron una notificación para que dijéramos en qué domicilio podría estar ella ante una eventual prisión domiciliaria, pero que más allá de eso nadie se puso en contacto con nosotros ni con ellos. Por lo tanto, ese viernes informaron a la CIDH sobre el incumplimiento".



Así mismo, la letrada dijo que "parte de lo que adivinamos es que como Milagro es una presa política, el plazo que se iban a tomar para resolver cualquier cosa iba a estar en relación con el calendario electoral".



En un claro intento por mezclar los tantos, la abogada de Milagro Sala afirma que "se buscó ganar tiempo porque iban a tomar la resolución luego de las PASO", otro argumento ya también varias veces utilizado y que no parece tener visos de realidad.