Violenta entradera en Villa Lugano: apuntaron con arma a nena de 3 años

Cinco delincuentes armados entraron a robar a una casa, en la que se encontraba una mujer con sus dos hijos y amenazaron con matar a una menor. Ruben, víctima del robo, habló con Mañanas Informadas: "Se llevaron hasta las hamburguesas del freezer y la gaseosa que había traído el delivery".
Martes 22 de agosto de 2017

Violenta entradera en Villa Lugano (Canal 26)

Cinco delincuentes armados entraron a robar a una casa, en la que se encontraba una mujer con sus dos hijos, en el barrio porteño de Villa Lugano y amenazaron con matar a una nena de tres años a la que le apoyaron un arma en la cabeza.

 

Los asaltantes forzaron la puerta de una reja con un elemento desconocido, para luego abrir a patadas el ingreso a la vivienda y sorprender a la mujer, que se encontraba con la nena y su hijo de once años.

 

El chico logró escapar de los ladrones hacia los fondos de la casa y oculto, llamó a la Policía con un teléfono celular.

 

El violento atraco se produjo el viernes último por la noche en una vivienda situada en Larraya al 3200, en ese barrio del sudoeste de la Ciudad.

 

Rubén, esposo de la damnificada y padre de los chicos, contó en declaraciones a Mañanas Informadas, de Canal 26, que en primer lugar escucharon "un ruido fuerte y pensaron que se trataba de un choque".

"La cámara de casa registra el paso de un auto dos veces, después uno de los tipos a pie, a las 22:15 había llegado el delivery y 15 minutos después entraron ellos", contó el hombre, que en ese momento se encontraba ausente porque había acudido a comer en un restaurante con un grupo de amigos.

 

"Mi mujer alcanzó a decirle a mi nene que se vaya porque entraron a robar, pasó al garaje y después al quincho del fondo, donde llamó a la Policía. A ella la golpearon y a mi nena le pusieron un revólver en la cabeza. Le dijeron ´danos los dólares y las armas de tu marido, porque si no te matamos la nena´", relató el hombre.

 

Según contó, los delincuentes, además de dinero, se apropiaron de una consola de juegos, de gran parte de su ropa, y hasta revisaron la heladera, de donde "se llevaron las hamburguesas del freezer y la gaseosa que había traído el delivery".

 

"Por la cámara se puede ver que un par de ellos va a salir y se encuentran con la Policía, por lo que entran y dejan la computadora, además de la ropa, pero después escaparon", sostuvo.

 

En el caso tomó intervención la comisaría 48 de la Policía de la Ciudad y por el momento no había detenidos.

 

Rubén aseguró que está conforme por la forma en la que atendió el caso el personal de la seccional: "Hasta estuvieron psicólogos con mi nene por más de una hora".

 

En cuanto a la reacción de la niña ante el violento atraco, dijo que para él por suerte entendió poco lo que pasaba, aunque cuando terminó todo la pequeña preguntó: "¿Ya se fueron los hombres malos?".