Jacobo Winograd: "Fue una tragedia con suerte"

El mediático habló con Federico Bisutti en Mañanas Informadas horas después de que su hija atropellara a cuatro peatones, entre ellos tres policías. "Ella no fuma ni toma alcohol", aseguró.
Viernes 22 de septiembre de 2017

Jacobo Winograd en Mañanas Informadas (Canal 26)

Jacobo Winograd habló con Federico Bisutti en Mañanas Informadas horas después de que su hija atropellara a cuatro peatones, entre ellos tres policías. "Ella no fuma ni toma alcohol", aseguró.

 

“Vivimos una desgracia con suerte. Doy gracias porque el accidente que tuvo mi hija involucró a cuatro personas y todos están de alta. Ella iba a festejar la primavera a las 5 de la tarde: es una chica que no toma alcohol ni fuma y solo fue a festejar el día de la primavera con sus amigas. Estaba en Gelly, que es mano, y después se hace contramano, y la señalización es muy chica. Le pido a Rodríguez Larreta que lo vaya a ver porque va a haber muchos accidentes y mucha gente se confunde”, inició Jacobo.

Ante las versiones que indicaban que su hija Nazarena se encontraba en mal estado al momento del accidente, el mediático afirmó: “Mi hija fue al hospital Fernández y le sacaron sangre: 0 alcohol. Después fue a la clínica Zabala, aspiró la pipeta, que también dio 0 alcohol. Fuimos a la comisaría 53, habían dado de alta a las cuatro personas, firmó un papel y se fue. Algunos medios dijeron que era menor de edad y ella tiene 21 años. Dijeron cosas que escapan a la realidad y son mentira. Es una chica que salió a festejar la primavera, se abatató porque esa cuadra se hace contramano y al intentar retomar, se subió a la vereda y atropelló a estas persona”.

 

“Ahora la causa indica lesiones leves culposas, mi hija está en casa descansando porque solo estuvo demorada por la policía 10 minutos. Salió de la clínica Zabala, fuimos a la comisaría, firmó los papeles y no hubo ningún problema”, señaló.

 

“Lloró mucho, intentamos contenerla entre su madre, amigos como Fátima Florez porque pensaba mucho en la salud de las cuatro personas, no nos importaba el auto. Fue una fatalidad que le puede pasar a cualquiera. Estaba desesperado por las personas pero cuando me dijeron que estaban dadas de alta, me alivié. Podría haber sido una fatalidad”, cerró Winograd.