Causa Río Turbio: fiscal Moldes pidió detención de Julio De Vido

En el marco de la causa, el fiscal de Cámara señaló que por su cargo de diputado tiene "capacidad de incidencia y negociación". Pidió que le quiten los fueros "con la premura y firmeza del caso". De Vido, contra las cuerdas.
Viernes 22 de septiembre de 2017

Julio De Vido (DYN)

En el marco de la causa Río Turbio, el fiscal ante la Cámara Federal, Germán Moldes, calificó al ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido como "gran tramoyista de las inversiones de la obra pública". Luego de su declaración, pidió su detención, previo desafuero como diputado de la Nación.

 

En dicha causa, De Vido y otras 35 personas fueron citadas a indagatoria por el juez federal Luis Rodríguez. Se investiga la presunta defraudación millonaria en la puesta en marcha de la mina de carbón ubicada en la provincia de Santa Cruz.

 

Según se conoció por estas horas, el pedido de Moldes se realizó teniendo en cuenta un fallo de la Cámara Federal en el que a principio de mes sostuvo que las detenciones de los imputados se debían valorar analizando el entorpecimiento de la causa "derivadas del mantenimiento del poder público y/o sus influencias", situación en la que se encontraría De Vido, tal la consideración del fiscal.

 

Para Moldes, "no hace falta saber leer debajo del agua para entender que el único de los imputados que hoy puede considerarse en posesión de vinculaciones con ´el poder público y sus influencias´ se llama Julio M. de Vido, hoy parapetado tras la protección que le brindan sus fueros parlamentarios".

 

La Cámara deberá resolver el dictamen del fiscal.

 

De Vido vive su momento más difícil con este pedido de detención en medio de diferentes acusaciones que recibió durante los últimos dos años.

 

LA TRAGEDIA DE ONCE Y OTRAS CAUSAS

 

Las malas noticias no dejan de llegar para Julio De Vido, que el próximo miércoles comenzará a ser juzgado por la tragedia ferroviaria de Once.  

 

Además, el ex ministro de Planificación Federal está procesado en varias causas como las irregularidades en la obra pública que recibió el empresario detenido Lázaro Báez, la compra de trenes chatarra a España y Portugal, la no renovación de los contratos ferroviarios, entre otras.

 

En medio de las causas, los abogados de De Vido decidieron renunciaron este jueves.