Brasil: ¿qué dice la segunda denuncia contra Temer?

El segundo proceso contra el presidente brasileño llegó a la Cámara de Diputados. Conocé todos los detalles en el interior de la nota.
Sábado 23 de septiembre de 2017

Temer

La Cámara de los Diputados de Brasil debe ocuparse de la segunda denuncia presentada contra el presidente del país, Michel Temer, luego de que el Tribunal Supremo Federal (TSF) autorizase el envío, de acuerdo con lo que determina la Constitución brasileña.

 

La nueva denuncia contra Temer, por participación en una organización criminal y obstrucción a la Justicia, seguirá el mismo procedimiento de tramitación de la primera denuncia, que presentó en junio el ahora ex fiscal general Rodrigo Janot y que fue archivada por la Cámara de los Diputados.

 

Para que sea autorizada la apertura de la investigación son necesarios los votos favorables de, al menos, 324 diputados. De no superarse ese umbral, la denuncia será archivada hasta el final del mandato de Temer. Como presidente solo puede ser investigado por delitos cometidos en el ejercicio de su mandato.

 

Los puntos principales de la denuncia:

 

Líder de una organización criminal

 

Janot denunció a Temer y a otras ocho personas (entre ellas dos ministros) como integrantes de una organización criminal llamada "cuadrilla del PMDB de la Cámara” (PMDB son las siglas del partido de Temer, el gobernante Partido del Movimiento por la Democracia de Brasil), de la cual Temer, según la denuncia, habría tomado el liderazgo desde que fue nombrado presidente de la República.

 

Obstrucción de la Justicia

 

Basada en la acusación del empresario Joesley Batista, la denuncia dice que Temer habría instigado a pagar sobornos para silenciar testimonios en su contra. Para la denuncia se utilizó como base una famosa grabación de Joesley con Temer en el Palacio de Jaburu, en Brasilia, en marzo de este año.

 

Millones en sobornos

 

Según la PGR, la estructura de la cual Temer sería líder habría pagado al menos 587 millones de reales en sobornos. De acuerdo con la denuncia de Janot, la "cuadrilla” no estaba compuesta solo por diputados de PMDB y ministros de Temer: también estarían implicados integrantes del Partido de los Trabajadores, del Partido del Progreso.

 

Órganos estatales y ministerios

 

La denuncia señala que el grupo llevaba a cabo actos ilícitos a cambio de sobornos por medio de la utilización de diversos órganos públicos, como Petrobras, Furnas, Caixa Econômica, los ministerios de Agricultura y de Integración Nacional, la Secretaría de Aviación Civil y la propia Cámara de los Diputados.

 

JBS

 

El PMDB habría recibido sobornos por valor de siete millones de reales de Joesley por ventajas y decisiones favorables a la empresa de alimentación brasileña JBS desde el Ministerio de Agricultura. Por ejemplo, Janot cuenta que Joesley se aprovechó de esta estructura para lograr la revocación de una norma que autorizaba la aplicación de desparasitantes de larga duración y dilución. Los desparasitantes de absorción en el corto plazo facilitan la exportación de carne.

 

Actuación e internacionalización

 

De acuerdo con la denuncia de la PGR, la organización criminal del PMDB actuó en los gobiernos de los expresidentes Luiz Inácio Lula da Silva e Dilma Rousseff. Junto con esto, la actividad delictiva cruzó las fronteras de Brasil, usando los esquemas de lavado de dinero: transferencias bancarias internacionales en diversas etapas para enmascarar el origen del dinero y la utilización de entidades financieras con sede en el exterior.