Boca impuso su jerarquía en Liniers, aplastó a Vélez y es líder

Lo superó 4 a 0 con goles de Benedetto -2-, Domínguez en contra y Fabra. El Xeneize aprovechó la que tuvo en el primer tiempo para ponerse en ventaja y luego hizo una gran segunda mitad para quedarse con una victoria contundente.
Sábado 23 de septiembre de 2017

Festejo de gol de Boca (DYN)

Boca ratificó su liderazgo en la Superliga con una gran actuación en Liniers, donde impuso su jerarquía y goleó 4 a 0 a Vélez, en un partido correspondiente a la cuarta fecha del certamen.

 

Darío Benedetto, a los 14 minutos del primer tiempo y a los 6 del segundo, Nicolás Domínguez, en contra de su valla a los 17 del complemento, y el colombiano Frank Fabra, a los 40 de esa etapa, marcaron los tantos de la victoria boquense.

 

Con este resultado, el elenco de la ribera está en lo más alto de la tabla de posiciones con 12 unidades -puntaje ideal producto de cuatro victorias- y sólo puede ser alcanzado por River, que tiene 9 y mañana recibe a Argentinos Juniors en el Monumental.

 

En tanto, Vélez, que no había recibido goles en sus anteriores presentaciones, se quedó con siete unidades, luego de dos victorias y un empate.

Festejo de Boca (DYN)

En cuanto al partido, la visita fue muy superior en todos los aspectos, jugó con mucha tranquilidad, manejó los tiempos con aplomo y pegó en los momentos justos.

 

Por su parte, Vélez no pudo repetir nada de lo que hizo en las tres primeras fechas, no tuvo ideas, no encontró los caminos y prácticamente no generó peligro frente al arco rival. 

 

Vélez buscó imponer la localía desde el inicio, pero Santiago Cáseres y Matías Vargas no encontraban espacios en la mitad de la cancha, donde Boca se mostraba firme y recuperaba rápidamente el balón para salir rápido de contra.

 

Así fue que a los 14 minutos Frank Fabra cortó un ataque en la puerta de su área, corrió varios metros, jugó con Pavón, este devolvió para el colombiano, que llegó hasta el fondo, lanzó el centro atrás y Benedetto empujó la pelota al gol.

 

Con la ventaja de su lado, Boca siguió jugando con tranquilidad, mientras que el "Fortín" era puro impotencia, ya que no tenía precisión en ataque y comenzó a cometer muchas infracciones, que provocaron algo de tensión entre los futbolistas.

 

El local recién pudo patear al arco rival a los 35 minutos, en una jugada en la que Leandro Desábato le cometió una clara infracción a Wilmar Barrios -no cobrada por el árbitro Fernando Espinoza- y cedió para Federico Andrada, que apenas pudo sacar un derechazo débil, bien controlado por Agustín Rossi.

 

En apenas seis minutos del complemento, Benedetto volvió a mostrar su potencia goleadora y con un gran gesto técnico, tirando un taco en el aire para empalmar el balón, apremiado en la marca en la boca del arco por Lautaro Gianetti, tras centro de Cristian Pavón, puso el 2 a 0.

 

El segundo tanto del "Pipa" fue un golpe de nocaut para el elenco local, que seguía chocando una y otra vez contra su falta de ideas, mientras que Boca continuaba manejando los tiempos con tranquilidad.

 

Como si esto no fuese suficiente, a los 17 minutos llegó el tercero, que liquidó definitivamente el pleito. Pablo Pérez habilitó a Benedetto por la derecha del ataque, el "Pipa" lanzó el balón al área buscando a Cardona y Domínguez, intentando cortar, tuvo la mala fortuna de batir su propia valla.

 

Cerca del final, y cuando el partido estaba terminado hace rato, Fabra, uno de los puntos más altos de Boca, tuvo su premio, convirtiendo el cuarto gol, tras robarle el balón a "Poroto" Cubero y ser habilitado por Agustín Bouzat.