El audio escalofriante del alumno que fue armado a escuela de Ramos Mejía

Un adolescente de 14 años se comunicó con una operadora del 911: "Les voy a disparar a todos". Mirá el video en la nota.
Martes 10 de octubre de 2017

Adolescente armado en escuela de Ramos Mejía (Canal 26)

Se conoció el audio al 911 del chico de 14 años que fue con un arsenal al colegio de Ramos Mejía.

 

"¿Podría mandar una patrulla al colegio N°6?", comienza diciendo el alumno de tercer año de la escuela secundaria N°6 José Felix Bogado de Ramos Mejía.

 

Sigue: "Estoy en el colegio, estoy armado y les voy a disparar a todos y seguramente me vaya a suicidar".

 

"El novio de mi mamá tiene armas legalmente —continúa el alumno— Y hace cosa de más de cuatro meses vengo planeando una masacre porque estoy harto de mi vida y odio la humanidad. Estoy armado con una pistola, no sé cuál es, pero tengo bastantes balas".

La operadora del 911 le dice finalmente: "Bueno, yo voy a cortar y lo voy a transmitir, ¿sabés?", ante lo que el joven responde: "Bueno".

 

El chico había subido videos a las redes sociales mostrando su arsenal: Tenía dos armas cargadas y un cuchillo en la mochila. Las imágenes fueron grabadas el mismo día en el baño y en el patio colegio, pero trascendieron después de que se encontraran las armas.

 

Tras el llamado al 911, y según fuentes de Educación, los policías llegaron al colegio, preguntaron por el alumno y dijeron por qué lo buscaban. Se suspendió el recreo y el director fue a buscar al chico armado al patio.

 

Junto a un profesor tutor -que oficia como preceptor pero para cada curso-, lo contuvieron en una aula. Dos oficiales ya estaban en la Secretaría y su mamá y su padrastro ya estaban en camino a ese colegio de La Matanza.

En la oficina del director, el alumno confesó: "Traje esto": Un cuchillo, una pistola Bersa Thunder, calibre 380, serie N°18.952. Con cargador completo: 13 cartuchos más 1 en la recámara. Y un Pistolón Safari, calibre 32, doble caño. Tenía dos municiones en la recámara.

 

Durante el fin de semana un equipo psicopedagógico trabajó con el chico y su familia, mientras que esta mañana se reunió con los padres y estudiantes del resto del colegio para hablar sobre lo sucedido.

 

Las autoridades de Educación esperan el parte de salud y la pericia psiquiátrica para evaluar si a futuro el alumno podrá volver a ésa o a cualquier otra escuela, determinando si representa o no un peligro para otros y para él mismo.