Escándalo en Hollywood: acusan a productor de acoso sexual

Uno de los productores más importantes de Hollywood, Harvey Weinstein, fue acusado de acoso sexual y apartado de su cargo. Según trascendió, famosas como Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow fueron algunas de las víctimas.
Miércoles 11 de octubre de 2017

Harvey Weinstein

La actriz italiana Asia Argento y otras dos mujeres acusan al productor de Hollywood Harvey Weinstein de haberlas acosado sexualmente, informó la revista The New Yorker.


De acuerdo con la publicación, las acusaciones de estas mujeres contra Weinstein incluyen sexo oral no deseado y sexo oral y completo por la fuerza.
El productor niega las acusaciones, según un comunicado de su portavoz, Sallie Hofmeister, que circula entre la prensa estadounidense.


Las acusaciones aparecen como una muy dañina escalada en el escándalo que envuelve al productor ganador del Óscar, cuando las numerosas denuncias que condujeron a su despido de The Weinstein Company se habían limitado hasta ahora al acoso.


El productor niega las acusaciones, según un comunicado de su portavoz, Sallie Hofmeister, que circula entre la prensa estadounidense.


El cronista de The New Yorker Ronan Farrow dedicó 10 meses a entrevistar a 13 mujeres que dijeron haber sido acosadas o agredidas por Weinstein.


El artículo menciona a otras actrices, entre ellas Rosanna Arquette y la francesa Emma de Caunes, que evocan incidentes en los que el productor intentó sin éxito tener relaciones sexuales con ellas.


Asimismo, la investigación se publicó mientras surgen nuevas acusaciones.
En un artículo de The New York Times -que la semana pasada destapó el escándalo- de este martes, Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow describen encuentros similares, durante los que rechazaron los muy insistentes avances de Weinstein, quien ahora es paria de Hollywood tras haber sido durante mucho tiempo uno de sus reyes.

 

 Silencio por temor 


Asia Argento, la hija de 42 años del director de películas de terror Dario Argento, dijo que Weinstein la forzó a tener sexo oral hace 20 años.
Declaró a la revista que había mantenido silencio hasta ahora por temor a que Weinstein la "aplastara", y agregó: "Sé que ha aplastado a mucha gente antes".


Lucia Evans, un aspirante a actriz, dijo que conoció a Weinstein en la oficina de Miramax en Nueva York en 2004 y que la forzó a mantener sexo oral con él.
"Intenté irme, pero tal vez no lo hice con la suficiente fuerza. No quise patearlo ni emprender un combate".


Otra mujer, que pidió por temor no revelar su nombre, dijo a The New Yorker que Weinstein la citó en un hotel para una reunión.


Dijo que sintió "horror, incredulidad y vergüenza" y que pensó en acudir a la policía, pero a la postre pensó que sería un caso de su palabra contra la de él, que le preocupó que él contaría con un poderoso equipo legal de defensa, y que ella tenía mucho que perder.


Sallie Hofmeister, la portavoz del productor, dijo en su comunicado que "todas las acusaciones de relaciones sexuales no consentidas son refutadas por el señor Weinstein" quien "también confirmó que jamás hubo represalias contra las mujeres que rechazaron sus propuestas".