Banco Mundial anticipó que Argentina crecerá al 3% en 2018

La auspiciosa proyección está por encima de los cálculos difundidos por el FMI, que prevé un crecimiento de Argentina del 2,5% para el año que viene.
Jueves 12 de octubre de 2017

Jim Yong Kim y Mauricio Macri - Banco Mundial (NA)

 

El Banco Mundial pronosticó que la economía argentina va a crecer este año un 2,8% y un 3% en el próximo.

 

La proyección se ubica justo por encima de los cálculos difundidos por el Fondo Monetario Internacional, que estimó un alza de 2,5% en la actividad. No obstante, es menos que lo presupuestado por el Gobierno, que pautó una suba de 3,5% para el año próximo.

 

En un informe que el BM presentó en la Asamblea Anual que comparte con el FMI en Washington, indicó que "luego de una desaceleración de 6 años, América latina y el Caribe lograrán una recuperación económica este año".

 

El estudio dice que esa reacción es "liderada por el despegue argentino" y proyectó que las economías de ALC crecerán 1,2% y 2,3%, respectivamente, en 2018. Eso a partir del precio de las commodities, la reacción de Estados Unidos y China y por una liquidez global de los mercados financieros internacionales, apuntó el reporte.

 

En la presentación del informe, Carlos Vegh, economista jefe del BM para la región, advirtió que la situación fiscal en ALC es "precaria y requerirá ajustes fiscales en muchos países". En ese sentido, 28 de 32 países de la región (Argentina incluida) presentarán en 2017 un déficit fiscal, estimado en casi un 8% del PBI.

 

"Si bien los países de la región todavía necesitan hacer ajustes fiscales para adaptarse a la nueva realidad tras la bonanza de los commodities, muchos tienen razón en hacerlo gradualmente y así evitar una nueva recesión", dijo Vegh.

 

Para el BM, la mayor economía de América Latina, Brasil, dará un salto de 0,7% en este año y de 2,3% en 2018. Sucederá luego de tres años consecutivos de caída en la actividad, que terminó anticipadamente con el segundo mandato de Dilma Rousseff como presidente y una extendida crisis política e institucional (con el caso de corrupción de Odebrecht como telón).

 

El otro gigante regional, México, crecerá un 2,2% este año y el siguiente, pese a que debe afrontar la reconstrucción de miles de edificios en su ciudad capital luego de los dos terromotos en septiembre pasado.

 

La única economía que estará en recesión en 2018 será la de Venezuela. La caída en la actividad del país que gobierna Nicolás Maduro llegará al 6% en el corriente año y a 2,7% en el siguiente ejercicio. Tras la fenomenal baja en los precios del crudo, el país caribeño afrontará su quinto año seguido en recesión.

 

Aún en términos negativos, el pronóstico del BM es mucho mejor que el del FMI, que calculó una retracción del 12% en la economía venezolana.