Copa Argentina: River goleó 4-1 a Atlanta y es semifinalista

River Plate se convirtió en semifinalista de la Copa Argentina. En una ráfaga sobre el final del primer tiempo marcó los dos goles que le dieron tranquilidad y en la segunda etapa terminó de darle forma al 4-1 definitivo ante Atlanta en San Juan.
Jueves 19 de octubre de 2017

River - Atlanta

En una ráfaga de un minuto, River abrió un partido que lucía complejo para terminar goleando 4 a 1 a Atlanta en el estadio del Bicentenario de San Juan, donde se clasificó a semifinales de la Copa Argentina.

 


Marcelo Saracchi e Ignacio Fernández, a los 43 y 44 minutos respectivamente del primer tiempo, convirtieron para el equipo que dirige Marcelo Gallardo, que hasta entonces había tenido muchos problemas para crear situaciones.



Con esa ventaja, River estuvo cómodo y amplió el marcador con un tanto de Gonzalo "Pity" Martínez, a los 31 del complemento.



Si bien descontó el ingresado Adrián Martínez para Atlanta a los 36, Carlos Auzqui redondeó el resultado con una "palomita", a los 38, para el Millonario.

 

En la próximas instancia, River enfrentará al vencedor del duelo Olimpo-Deportivo Morón.



River manejó el balón y, a excepción de pinceladas del talentoso y discontinuo De la Cruz, no tuvo un pase profundo entre línea capaz de romper el cerrojo de un adversario que casi siempre se defendía con nueve hombres.



Con este escenario, el "Millonario" no pudo romper por los costados pese a algunas proyecciones de Saracchi y no lo salvó una gambeta que cambie el ritmo de "Pity" Martínez.



River condujo el balón hasta tres cuartos de cancha, pero no estuvo prolijo porque Enzo Pérez no tuvo su mejor noche y por momentos dependió del corazón de Ponzio, cuyo fuerte no es el pase.



El resultado fue claro: hasta el minuto 36, cuando Martínez asistió a "Nacho" Fernández para que su tiro sea tapado por Lugo, el equipo que milita en la Primera no había rematado al arco.


Cuando parecía que Atlanta lograba su objetivo de conservar el cero, una genial gambeta de Ignacio Scocco terminó en un pase suyo para que Saracchi, que había picado al vacío, definiera al gol.



Con el "Bohemio" todavía tumbado por el golpe, un pase corto de Bianchi Arce que no llegó a Vega fue interceptado por "Nacho" que enfrentó al arquero y definió a cruzado.

 

Necesitado, Atlanta intentó ir en busca de la heroica al punto ttal que colocó a Adrián Martínez, un segundo delantero, por Previtali, uno de los cinco mediocampistas que tenía en cancha.



Sin embargo, esas intenciones no hicieron otra cosa que darle espacios a un River que comenzó a estar más preciso, a partir del crecimiento de Enzo Pérez y "Nacho" Fernández.



Incluso, el equipo de Gallardo dilapidó cuatro chances para marcar en los pies de "Pity", Pérez, De la Cruz y Fernández.



Con un Auzqui fresco por haber ingresado recién, el exEstudiantes recuperó un balón, se la cedió a Rojas y éste metió el centro para que Martínez sentencie la historia.



Meritorio porque nunca pegó ni tiró la toalla, Atlanta nunca dejó de ir en busca de un gol, aun sin mostrar grandes recursos técnicos ante un rival dos categorías superiores.



Y ese premio llegó: Pedrozo desbordó por derecha, tiró un centro atrás y Adrián Martínez tuvo que empujarla.



No obstante, como para eliminar cualquier tipo de posible reacción, en una jugada preparada de tiro libre, "Nacho" Fernández recibió un balón y lo asistió a Auzqui para que de cabeza sellara el pleito.