El descargo de Diego Leuco: "Me dolió que insulten, de manera tan cruel, a mi papá"

Diego Leuco se refirió al escándalo que protagonizó en la noche de los Martín Fierro de Radio, cuando su padre, Alfredo Leuco, dio un polémico discurso al recibir un premio y fue abucheado e insultado.
Martes 14 de noviembre de 2017

Diego Leuco - Alfredo Leuco

Diego Leuco se refirió al escándalo que protagonizó en la noche de los Martín Fierro de Radio, cuando su padre, Alfredo Leuco, dio un polémico discurso al recibir un premio y fue abucheado e insultado.

 

Después de los incidentes que se generaron durante los Martín Fierro de radio , en donde un video muestra a Diego Leuco reaccionar impulsivamente ante los insultos que recibía su padre mientras daba su discurso de agradecimiento, el periodista utilizó el programa de El Diario de Mariana, donde es uno de los panelistas, para aclarar lo que pasó. "Me encantaría que hagas tu descargo", invitó Mariana Fabbiani al comenzar la transmisión.

 

 

"Fue una situación menor en una fiesta importante, que estaba llevando a las casas de los televidentes un mensaje importantísimo: que un montón de compañeros estaban por perder su trabajo. Es lamentable la situación de los compañeros que la están pasando mal, ese es el verdadero tema", explicó Diego.

 

Asimismo, el periodista expresó sobre su reacción que se hizo viral: "Cuando mi viejo está hablando empiezo a escuchar insultos. Uno de ellos es de un carácter muy discriminatorio. Es la palabra judío, sin nada detrás ni delante. ¿En qué contexto? Le decía forro, h de p, puto, cagón, judío. Ese era el contexto. Me di vuelta en ese momento, a nadie le gusta que insulten a su papá, pero me pareció tan indignante que a esta altura se discutiera en esos términos que me di vuelta".

 

"Cuando me doy vuelta, muy enojado, fue porque me dolió muchísimo y reaccioné no como periodista sino como hijo. Los insultos los dije porque lo estamos debatiendo porque no me gusta decir malas palabras. Voy hacia el lugar donde veo que estaba el tumulto. Alcanzo a caminar un par de metros. En ese momento, me trata de agarrar, pobre, Dani, mi novia. Dejo el Martín Fierro y empiezo a caminar. Ella trata de frenarme y yo me suelto y sigo caminando. Con buen criterio me agarra ella porque no quería que fuera hasta allá. Yo quería ir a ver quiénes eran. Hago tres pasos y freno y ahí aparecen todos amigos que me dijeron que no vaya y me volvía la mesa y terminó todo", concluyó.