John Travolta envuelto en un escándalo por abuso sexual

Luego de las denuncias contra Harvey Weinstein y Kevin Spacey, la noticia de una nueva acusación que involucra al protagonista de "Fiebre de Sábado por la noche" sorprende al mundo.
Jueves 16 de noviembre de 2017

Travolta

Sucedió hace 17 años, pero se dio a conocer hace unas horas. El actor y galán John Travolta fue denunciado como "acosador". El acosado es un un masajista que en ese momento tenía 21 años.

 

"Radar Online" es un medio británico que rescató un informe policial del año 2000, en el que se describe un comportamiento de acoso por parte de Travolta.


El acontecimiento habría sucedido de la siguiente manera: el actor concurrió al spa del Hotel La Quinta en Palm Springs, en California, para recibir un "masaje corporal profundo". El masaje lo realizó un masajista de 21 años, quien luego radicó la denuncia. Según la declaración del joven se puede leer que dijo: "el muchacho le preguntó a Travolta en qué área del cuerpo quería que se concentrara más y Travolta le respondió que en las nalgas".

 

Una vez que temrinó el masaje, el actor y el masajista pasaron a otra sala para realizar un tratamiento de exfoliación, donde el actor le dijo que era "muy atractivo" y que lo había "excitado".

 

El ecnuentro no terminó allí, John le pidió al masajista que lo acompañe al sauna "para no estar solo". El actor se desnudó y le dijo de hacer un masaje al masajista. El acosado relató: "Metió la mano debajo de la toalla y comenzó a frotar la parte interna del muslo... comenzó a manosear sus nalgas desnudas y también el surco que hay entre ellas". El masajista le dijo que se sentía incómodo y se fue, Travolta lo siguió y le propuso "enjabonarlo".

 


El masajista escapó de él y el acto siguió interrogándolo sobre saber si tendría "un encuentro sexual con otro hombre" y qué fantasía quería que le cumpliera en ese momento. Fue allí que el masajista decidió llamar al departamento de policía de Palm Springs pero la denuncia por agresión sexual fue desestimada porque ninguno de los actos podían comprobarse.