Diabetes: ¿por qué es difícil para el paciente alcanzar un tratamiento exitoso?

Más del 70% de los pacientes presenta dificultades para lograr los objetivos que se propone con el profesional.
Jueves 16 de noviembre de 2017

DiabetesUn factor común que sucede en todas partes del mundo es el alto índice de pacientes con diabetes que no logra cumplir con los objetivos que propone el profesional que los atiende.

 

En el marco del día mundial de la Diabetes, que se conmemora este martes, se informó que más del 70% de los pacientes presenta dificultades para lograr los objetivos que se propone con el profesional.

 

Adrián Proietti, especialista en Endocrinología y Nutrición y director médico del Centro especializado IDTA, explicó que "por un lado, desde el punto de vista del tratamiento médico, por lo general es muy poco el tiempo que se dispone para una consulta médica y esto dificulta una mirada integral del tratamiento y de los resultados obtenidos".

 

"Más tiempo dedicado al paciente es mayor conocimiento del paciente lo que permitiría ajustar y personalizar el tratamiento hacia la necesidad y requerimiento de cada persona en cada momento", señaló Proietti.

 

La especialista destacó que "por otro lado, existe un factor sociocultural, debido a que existen muchas presiones externas al paciente, del contexto social, que aumentan la resistencia al

cambio de hábitos de las personas con diabetes hacia una vida más sana, menos sedentaria y con una alimentación balanceada".

 Diabetes

"Constantemente hay una invasión de alimentos y costumbres que fomentan un alto consumo de productos azucarados y una pulsión hacia el estilo de vida sedentaria", indicó la experta. Se estima que del 70 al 80% de las personas con diabetes bajo tratamiento no logra alcanzar los objetivos planteados por el profesional.

 

Proietti destacó que en los últimos Congresos mundiales "se ha instalado el concepto de realizar una atención médica mediante un método integral para los pacientes con diabetes que incluya una mirada nutricional, psicológica, sociológica y deportiva".

 

En ese sentido, remarcó que "la integración de las diversas ramas médicas, aporta y detecta de qué manera el paciente se desenvuelve a diario, realiza tareas, cómo se comporta con su organismo para poder reducir el impacto negativo del medio ambiente sobre la enfermedad".

 

Asimismo, puso de relieve que "ese nuevo tratamiento integral debe realizar un balance equilibrado que permita optimizar el tratamiento farmacológico e incorporar los adelantos tecnológicos que ya están disponibles e ir preparando el terreno para los próximos que ya vendrán".

 

"Uno de los máximos ejemplos de innovación para quienes sufren de diabetes tipo 1, es el Páncreas artificial que está en fase de desarrollo y se estima que el próximo año estará disponible.

 

Este dispositivo nuevo regula en forma automática el azúcar en sangre sin necesidad de que el paciente deba realizar las correcciones habituales con insulina. Es decir, que la persona se desprende del control de su enfermedad, pues ya no tienen que medirse la glucosa y, en base a sus valores, decidir inyectarse insulina o no", añadió.

 

En concordancia con el equipo médico, es importante que la persona adopte hábitos alimentarios saludables, realice actividad física diaria y lleve una vida más activa.

 

"Esto se debe adoptar también en personas en estado prediabetes, es decir que los niveles de glucosa en sangre son más altos de lo normal pero no tan elevados como para considerarse diabetes. En general un paciente que presenta sobrepeso, que posee factores de riesgo y tiene familiares con diagnóstico de diabetes, es propenso a padecerlo", agregó la médica.

 

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), actualmente hay en el mundo 422 millones de personas con diabetes mientras que en la Argentina, la diabetes afecta a 1 de cada 10 personas mayores a 18 años.

 

Para mejorar la calidad de vida de los pacientes con diabetes y evitar que estas cifras sigan una tendencia creciente es de suma relevancia que el tratamiento este acompañado por un cuerpo médico integrado y que a su vez, el paciente lleve adelante hábitos saludables.