Toyota Argentina confía en llegar al millón de unidades en el país

Daniel Herrero, presidente de la compañía en el país, se mostró optimista luego de la reactivación económica.
Miércoles 22 de noviembre de 2017

Daniel Herrero, presidente de Toyota Argentina

Daniel Herrero, presidente de la compañía en el país, se mostró optimista luego de la reactivación económica.

 

Con 5.400 empleados en el país y desde su planta de Zárate (Buenos Aires), la automotriz exporta su camioneta insignia a toda la región y su CEO se prepara para afrontar el desafío de la innovación, mientras asegura que se deben generar puestos de empleo que sustituyan los eliminados por el avance de la tecnología.

 

Ante la consulta sobre los nuevos retos de la gestión, Herrero aseguró: “Los cambios son muy rápidos y violentos. La tecnología es buena, pero genera desempleo. Nuestra responsabilidad es crear nuevas actividades que absorban el empleo que se deja de lado por la incorporación de tecnología, que es necesaria para ser competitiva. Hoy, nuestro negocio es 70% de exportación. Ya no tenemos competidores de otras marcas en la Argentina, sino que nuestros competidores son las mismas plantas de Toyota que están en Tailandia y quieren venir a América latina”.

 

“Capacitamos mucho a la gente para lo que viene. Los alentamos a educarse para innovar y ser un poco emprendedores. Hace poco, nuestro director Ejecutivo global, Akio Toyoda, le envió un mensaje a cada uno de sus empleados, sugiriéndoles que empiecen a ser su imposible hoy. Tenemos que modernizarnos en cada uno de nuestros puestos de empleos”, aseguró.

 

También se refirió a cómo repercute en el mercado local el contexto económico en Brasil: “Es el gran socio de la Argentina en lo referente a la industria automotriz. A esta relación se la puede comparar con la que mantienen México y los Estados Unidos. Todos esperábamos que el mercado vecino alcanzara las 4 millones de unidades vendidas, pero cayó y terminará el año con 2,3 millones aproximadamente. Esto afectó a la Argentina. Cuando se analiza la producción de Brasil y su caída, se observa que no consumió la cantidad de autos argentinos esperada. Sin embargo, el mercado brasileño da claras señales de que ya llegó a su piso y volverá a crecer. Los pronósticos indican que en 2018 llegaría a los 2,7 millones. Y, evidentemente, esta recuperación tendrá un arrastre positivo. En el caso de Toyota, siempre previmos que las crisis cíclicas de América latina podrían tocarle a Brasil. Por eso, nunca fuimos solo Brasil dependiente y desarrollamos una relación con toda la región. De esta manera, la caída de Brasil la compensamos incrementando los otros destinos, entonces no lo sufrimos. En la medida en que el país recupere su volumen, seguiremos creciendo en producción”.

 

“El primer signo de recuperación de la economía pegó fuerte en nuestros vehículos. La mejora ahora se expande a otros sectores que empiezan a recuperarse, junto con la aparición gradual de los créditos. Notamos nuevamente un incremento de las ventas este año y, otra vez, los autos chicos son los que manejan el volumen de la industria. Hay mucho más por delante. La Argentina puede llegar tranquilamente al millón de unidades, soy muy optimista sobre lo que viene”, analizó sobre el balance del 2017 y lo que esperan para 2018.