OPERATIVO

San Cristóbal: clausuran "búnker" de narcomenudeo en una casa tomada

Los vecinos manifestaban preocupación por una supuesta actividad ilícita en una casa usurpada y llamaron a la policía, que clausuró el lugar.
Miércoles 13 de diciembre de 2017

Policía de la Ciudad

Una casa usurpada que era usada como "búnker" de drogas en San Cristóbal y que tenía peligro de derrumbe fue clausurada en las últimas horas por efectivos de la Dirección Narcocriminalidad de la Policía de la Ciudad.


Luego de varias denuncias anónimas efectuadas durante el programa "Comisarías Cercanas" en el ámbito de la Comisaría 18va., donde los vecinos manifestaban preocupación por una supuesta actividad ilícita en una vivienda de Pavón al 2000, comenzaron las actuaciones judiciales para corroborar si las denuncias recibidas estaban en lo cierto.


Dos fiscalías, la número 8 y la número 6, abrieron causas para comenzar las investigaciones.


Tras corroborar que ambas se referían al mismo domicilio se unificaron bajo la órbita de la Fiscalía 8.


Por medio de varias investigaciones realizadas se pudo confirmar que en dicho domicilio se efectuaba la comercialización de estupefacientes mediante la modalidad denominada "narcomenudeo", la cual se llevaba a cabo de 22:00 a 6:00 de la mañana y en algunas ocasiones a lo largo del día.


Los agentes, de manera encubierta, pudieron determinar la identidad de la responsable conocida como "La Eli".


A su vez, durante las tareas de investigación el personal interactuó con los vecinos, quienes colaboraron en todo momento y ayudaron a lograr los resultados.
Con todas las pruebas recabadas, la Fiscalía ordenó el inmediato allanamiento de la vivienda.


Así fue que los oficiales irrumpieron en el domicilio e identificaron a sus moradores.
Durante el operativo se logró secuestrar: gran cantidad de medicamentos, paquetes de papel para el fraccionamiento de drogas, varios frascos con líquido en su interior y varias pipas para consumo de estupefacientes.


Además se constató que el domicilio se encontraba en peligro de derrumbe e inhabitable y que en la misma no había muebles, ni ropa, solo indicios que se utilizaba por un período corto de tiempo al día.


Los habitantes de la casa no contaban con ningún tipo de documentación y se confirmó que la misma había sido usurpada.


En el lugar se hicieron presentes vecinos, personal de la comisaría 18va. que colaboró en el operativo y personal del Gobierno de la Ciudad para proceder a la reubicación de algunos de los moradores que nada tenían que ver con la actividad ilícita.


El caso pasó a manos del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 4, a cargo de Ariel Lijo, quien de inmediato solicitó la clausura del lugar y que en el mismo quedara consigna policial.


Momentos más tarde se hizo presente la propietaria del inmueble, quien presentó la documentación necesaria y fue trasladada a la seccional a los fines de declarar.
En la comisaría señaló que alertada por los vecinos y que ya había radicado las denuncias correspondientes.


Una vez desalojadas las personas, se procedió a soldar las puertas metálicas que aseguraban el procedimiento del "búnker de narcomenudeo", ya que toda la actividad se llevaba a cabo por medio de una apertura tipo buzón.


La vivienda quedó con faja de clausura y consigna policial de la comisaría 18va. de la Policía de la Ciudad.