LA DIVA CRITICÓ AL GOBIERNO

Mirtha Legrand defiende a los jubilados: "A Macri lo asesora un monje negro"

Tal como ya es habitual, la diva televisiva no se calló nada y opinó sobre las políticas del Gobierno a raíz de la cuestionada Reforma Previsional. "Debería contar con gente que le haga ver la realidad tal como es", sostuvo Mirtha Legrand.
Domingo 17 de diciembre de 2017

Mirtha Legrand

 

Mirtha Legrand no se callla nada y, así las cosas, criticó duramente las reformas impulsadas por el Gobierno sobre el sistema previsional.

 

Sobre este tema y la situación puntual de los jubilados, Mirtha Legrand opinó que "sus necesidades son urgentes, no pueden esperar un bono", al tiempo que estimó que "es muy probable que al presidente (Mauricio) Macri lo asesore un monje negro".

 

Y agregó: "Debería contar con gente que le haga ver la realidad tal como es. Y si no reparemos en lo que sucedió con los aumentazos que se dieron y con los que van a venir. Tarifazos que la población no puede solventar desde sus propios ingresos", aseguró.

 

"Vimos postales de un país que no queremos que se repitan", aseguró la conductora de TV sobre el enfrentamiento entre civiles y gendarmes frente a las puertas del Congreso Nacional.

 

Tal como es su costumbre -algo que ya es un sello personal- la diva de la televisión también dijo: "Hemos vivido en las últimas horas las postales de un país que no queremos que se vuelvan a reiterar. La reforma previsional y el cuadro de situación de los jubilados son temas que nos preocupan y por el que debe de haber una consideración muy especial. Las medidas que se toman, reitero, deben ser motivo de riguroso an lisis. No piensan (los funcionarios) como determinadas medidas repercuten en la estructura general de la población y esto, por consiguiente, deja un balance totalmente desfavorable para todos".

 

Sin embargo, no era todo lo que tenía que decir respecto de la cuestionada Reforma Previsional. En ese sentido, afirmó: "Se piensa que con el bono (en marzo) y con cierto beneficio que se establecería a partir de junio, la situación cambiar para ellos de la noche a la mañana".

 

Y se preguntó finalmente: "¿Cómo puede un jubilado esperar una mejora en plazos que para ellos las exigencias de los tiempos y del reloj siempre son urgentes? El jubilado no puede demorar su atención, la compra de remedios carísimos, su necesidad de subsistencia y alimentación. Las necesidades para ellos son vitales y urgentes. No dependen de los plazos y de las expresiones de buena voluntad. Dependen de su ciclo biológico y no es precisamente el de una persona joven o de mediana edad".