CONSENSO CON GOBERNADORES

¿Cuál es el plan del Gobierno para mejorar economías regionales de cara al 2019?

Con la mente puesta en el próximo acto eleccionario de 2019, el Gobierno Nacional creará una secretaría que dependerá directamente de la Jefatura de Gabinete. Se apuesta a mejorar las economías regionales.
Martes 16 de enero de 2018

Enrique Vaquié

 

El Gobierno tiene como una de sus principales metas de cara al 2019, a la de incrementar el desarrollo de las economías regionales.

 

Las reuniones con algunos de los gobernadores de la Patagonia mantenidas por el presidente Mauricio Macri en Cumelén la semana pasada seguirán -casi con toda seguridad- a lo largo del año con otros mandatarios provinciales, aunque tal vez lo más destacado sea que en los próximos días el Gobierno anunciará un plan para darle nuevo impulso a las diversas economías regionales.

 

Es en ese mismo contexto y con ese plan en foco, que desde la Jefatura de Gabinete se prepara desde noviembre del año pasado un plan muy concreto de reactivación que se basaría en tres ejes fundamentales.

 

El primero consistirá en la creación de una secretaría de Economías Regionales dentro del área de la Jefatura de Gabinete de Ministros (JDG) que tendrá bajo su órbita todos los temas económicos menos los referidos a la obra pública, que seguirá bajo el ala del ministro del Interior Rogelio Frigerio.

 

Sin embargo, eso no es todo, ya que el resto de la agenda con cada mandatario provincial quedará bajo supervisión de un nuevo secretario de Estado que el Gobierno se encargará de designar con un DNU que será publicado en los próximos días mediante el Boletín Oficial.

 

Quien se encuentra abocado a estas tareas es Enrique Vaquié, economista mendocino y un hombre de plena confianza del gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo. Vaquié está abocado a esto desde noviembre pasado dentro de la JDG con el objetivo de darle formas a esa secretaría luego de abandonar la vicepresidencia
del Banco Nación a fines de octubre pasado.

 

Vaquié es licenciado en Economía, fue subsecretario de Hacienda provincial, ministro de Hacienda, senador y diputado nacional y ocupó el cargo de ministro de Infraestructura y Economía de Mendoza en la administración de Alfredo Cornejo. Tiene también una maestría en Políticas Públicas en la Universidad Torcuato Di Tella y es asesor de la UCR en temas económicos. Dicho de otro modo: tiene un buen soporte para encarar este trabajo.

 

"Vaquié renunció en marzo del año pasado como ministro de Economía, Infraestructura y Energía de Mendoza para desembarcar como vicepresidente en el Banco Nación Argentina (BNA) pero luego del desplazamiento de Carlos Melconián y su reemplazo por Javier González Fraga a fines de octubre pasado fue reclutado por el vicejefe de Gabinete Mario Quintana y comenzó a trabajar en la Casa Rosada para empezar a coordinar los temas regionales tanto de la economía real como el financiamiento productivo, algo que Vaquié conoce muy bien", contó la fuente cercana al Gobierno.

 

La segunda fase del plan del Gobierno para reimpulsar las economías regionales queda en manos del ministerio de Agroindustria a cargo de Luis Miguel Etchevehere. Fuentes cercanas a ese ministerio destacaron que "la nueva gestión pondrá énfasis en la búsqueda de nuevos mercados en el exterior, mejorar el desarrollo de las economías regionales y simplificarle la vida al productor para que aumente
la productividad del campo y de la agroindustria".

 

Lo cierto ante el panorama que se viene es que varias asociaciones y dirigentes sectoriales están pidiendo al Gobierno medidas que permitan que las producciones regionales recuperen competitividad y se facilite el acceso a los diferentes mercados internacionales. Pero claro que hay cosas que conspiran contra eso, como ser el retraso cambiario, la fuerte presión impositiva y los elevados costos logísticos.

 

La tercera fase del plan gubernamental consiste en reactivar de una vez por todas a la "Fundación Pensar" para trabajar sobre la regionalización económica y financiera en las provincias y en los municipios.

 

Por eso, antes de 2019 habrá una nueva puesta en marcha del organismo ubicado a tres cuadras de la Casa Rosada para armar planes de gobierno para los futuros candidatos a gobernadores y armar debidamente los equipos técnicos en las 19 provincias opositoras y poner mayor énfasis en el desarrollo de las economías
regionales.

 

El actual ministro de Producción, Francisco Cabrera, dirigió esa institución junto al presidente del BCRA, Federico Sturzenegger, y el ahora secretario de Comercio Miguel Braun, los tres actuando bajo directa supervisión de Marcos Peña.

 

Muchos de sus integrantes terminaron en altos cargos durante este gobierno.

 

"Vamos a comenzar a conformar equipos técnicos en las regiones, en cada provincia o municipio, y tal vez haya asesoramiento de cuadros técnicos nacionales para colaborar con el fortalecimiento de las economías regionales", dijo uno de los técnicos que formará parte del proyecto.

 


La Fundación Pensar diseñará planes para las diferentes provincias y buscar el modo mejor de financiar la actividad privada que podrían llegar de la mano de los bancos públicos y hasta de la ANSES, que a partir del próximo sábado comenzará a enviarles a las provincias unos $20.000 millones del préstamo que forma parte del 15% de la participación federal de impuestos que desde 1992 el organismo les retenía a las 20 provincias que no le iniciaron juicios por esa causa.

 

Habrá un nuevo Fondo Fiduciario Provincial que se creó con la Reforma Tributaria y el pacto fiscal entre las provincias que se sumará al financiamiento provincial. La nueva mesa política del PRO conformada por Humberto Schiavoni, Federico Salvai, Fernando de Andreis, Sebastián García de Luca y Francisco Quintana se reunirá en febrero para comenzar a analizar el estado político, económico y financiero de
cada distrito de las distintas regiones geográficas con el fin de mejorar el desarrollo de las economías de las distintas regiones del país.

 

La semana pasada el presidente Mauricio Macri avanzó con los gobernadores de la región patagónica, Alberto Weretilneck (Río Negro), Omar Gutiérrez (Neuquén) y Mariano Arcioni (Chubut). En la agenda se habló varios temas, entre ellos la instalación de una central nuclear en Río Negro y la mejora de la productividad de la industria frutihortícola en esa provincia, una mayor desregulación de la actividad
petrolera en Neuquén y Chubut junto al desarrollo de Vaca Muerta.

 

Sin embargo, más allá de los pedidos puntuales de parte de las provincias, se habló de la necesidad de reducir el déficit fiscal, del impacto en la región de la reforma tributaria y el Pacto Fiscal, además de poner particular énfasis en mejorar la situación de las economías regionales.

 

En ese aspecto hay que destacar que se ha comenzado a diagramar con algunos de los gobernadores la posibilidad de que el Gobierno financie un plan de retiros voluntarios de los trabajadores provinciales para reducir la planta, una medida que de acuerdo a lo que han expresado algunas fuentes del Gobierno servirá para aliviar a las economías regionales y formará parte de los lineamientos del plan que prepara
el Gobierno para un mayor crecimiento de esas economías.

Enrique Vaquié
Gobierno
Mauricio Macri
Política (Gubernamental)
Gobernadores provinciales
Argentina