TRAS RECOMENDACIÓN DE LA OMS

Fiebre amarilla: continúan las interminables filas en los centros de vacunación

Autoridades sanitarias admitieron que muchas personas acudían "por las dudas", ya que no viajaban a las zonas consideradas de riesgo, especialmente ubicadas en algunos puntos de Brasil.
Lunes 22 de enero de 2018

Mosquito de la fiebre amarilla


Centros de vacunación de distintos puntos del país se vieron desbordados este lunes por cientos de personas, en su mayoría próximas a viajar de vacaciones a Brasil, que realizaron largas filas a pesar del calor para recibir la vacuna contra la fiebre amarilla.


Autoridades sanitarias admitieron que muchas de las personas que colmaron los vacunatorios acudían "por las dudas", ya que no viajaban a las zonas consideradas de riesgo, especialmente ubicadas en algunos puntos de Brasil.


A partir de la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzada el 18 de enero pasado para personas que viajen a Río de Janeiro, San Pablo, Minas Gerais, Mato Grosso, Espírito Santo, Goiás, Pará, Toncantins y Distrito Federal (Brasilia) se disparó la cantidad de gente que empezó a concurrir a los vacunatorios.


En algunos centros se realizaban colas desde muy temprano y muchos de los que acudían o iban a otras partes de Brasil como el estado de Santa Catarina o el norte, o lo iban a hacer la semana próxima cuando la vacunación, debe realizarse 10 días antes del viaje.


Desde este último fin de semana, uno de los puntos de mayor concurrencia es Sanidad de Fronteras, ubicada en Pedro de Mendoza y Blanes y 20 de septiembre del barrio de La Boca, bajo la autopista. Al lugar llegaron este lunes a la madrugada cientos de personas que formaron filas y que comenzaron a ser vacunadas pasadas las 9:00. Alrededor del mediodía la cola de personas próximas a viajar al exterior daba la vuelta tres veces al edificio de Sanidad de Fronteras.


Otro de los puntos es el Hospital Posadas de la localidad bonaerense de Haedo, donde arreciaban las críticas por la supuesta falta de vacunas, y donde el pasado sábado varias decenas de personas se mostraron molestas porque no pudieron vacunarse debido a que dieron "sólo 200 números" y además denunciaron que "mucha gente se coló".


También en la ciudad de Rosario, cientos de personas se acercaron a la exAduana, donde funciona la oficina de Sanidad de Frontera, para vacunarse.


Según trascendió en la prensa local, en el lugar hay unas 200 dosis diarias, y este lunes habrían concurrido unas 500 personas para recibir la vacuna.


La fiebre amarilla es una enfermedad vírica aguda y hemorrágica, transmitida por mosquitos infectados, y el término "amarilla" alude a la ictericia que presentan algunos pacientes y que en un principio lleva a confundir los primeros signos con la hepatitis.


El Ministerio de Salud de la Nación, en consonancia con las recomendaciones de la OMS, indicó que sólo deben vacunarse quienes viajen a áreas de riesgo y no tengan contraindicaciones.


Además, la cartera de salud señaló que la vacuna debe aplicarse al menos 10 días antes de la fecha del viaje y una sola dosis es suficiente para protegerse toda la vida.


Al referirse a las zonas de riesgo, el Ministerio mencionó los estados brasileños de Río de Janeiro, San Pablo, Espíritu Santo y Bahía mientras que informó que no es necesario que se vacunen quienes viajen ya sea por tierra o por vía aérea a destinos situados en la costa de los estados de Paraná, Santa Catarina y Rio Grande do Sul y tampoco quienes permanezcan menos de 72 horas en una zona de riesgo como escala de viaje.


La vacuna está contraindicada para los menores de 6 meses; para mujeres embarazadas; personas con antecedentes de alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna como huevo, proteínas de pollo o gelatina; para quienes tengan alteraciones del sistema inmune, incluyendo la infección por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).


También está contraindicada para personas con enfermedad del timo, miastenia gravis, síndrome de Digeorge, tumores malignos, trasplantes de órganos y patologías que requieran tratamientos con inmunosupresores y/o inmunomoduladores.

 

Salud
Vacunación
Brasil
Fiebre Amarilla
Enfermedad